A uno de los presuntos responsables del homicidio de Natalia Castillo, periodista de la ONU, se le imputó el delito de receptación, ya que al parecer fue el que hurtó los celulares de ella y otras dos personas, y los comercializó.

Un fiscal de la Seccional Bogotá imputó el delito de receptación a Javier Enrique Ramírez Gómez, alias Porky, presunto implicado en el homicidio de la periodista Cindy Natalia Castillo, ocurrido el pasado 24 de diciembre.

Recordar: $20 millones de recompensa para dar con asesinos de asesora de la ONU en Bogotá

Este delito se suma a los de homicidio agravado, hurto calificado y agravado, y acceso abusivo a un sistema informático que ya le habían sido imputados en febrero pasado.

Según consta en el proceso investigativo, alias Porky, sería quien hurtó los celulares a dos personas que acompañaban a la periodista, el 24 de diciembre de 2021.

Puede ver: Señalados asesinos de la periodista Natalia Castillo no aceptaron cargos

Los teléfonos habrían sido comercializados, y a través de ellos se habría querido realizar transacciones en cuentas bancarias de los acompañantes de la víctima.

Alias Porky no aceptó su responsabilidad en relación al delito de receptación.