El nuevo espacio fue construido con una inversión superior a los 2700 millones y será administrado por la caja de compensación familiar Cafam, entidad que además de brindar el apoyo a las madres comunitarias que se trasladarán al lugar, contratará personal profesional para el acompañamiento de los menores.


El Centro de Desarrollo Infantil de la comuna tres se construyó en un lote propiedad del municipio, contiguo a la sede de la Pastoral Social del barrio León XIII. La infraestructura tiene un área construida de 1.540 metros cuadrados, cuenta con zona de parqueo, salón comedor, despensa, zona verde, huerta, aulas, zona administrativa, sala materna o sala cuna y parque infantil.

El Centro se denominará Yachay, que en lengua indígena significa lugar del conocimiento, espacio en donde confluye la sabiduría, sitio de encuentro de los sabios. La remembranza sin duda alude al origen y por esa razón, durante el acto protocolario se exaltó constantemente la labor de los abuelos en la educación de los pequeños.

Inicialmente, las palabras de inauguración estuvieron a cargo de Monseñor Daniel Caro, quien habló sobre la importancia de la familia dentro del contexto educativo, pues el núcleo es el primer apoyo para la formación de los menores. “Aquí no se hace más de lo que se hace en un hogar”, afirmó Monseñor.

Posteriormente, el turno fue para el alcalde municipal Juan Carlos Nemocón Mojica, quien mencionó la importancia de la infraestructura física, que servirá como base y desarrollo para futuras generaciones, convirtiéndose en un espacio en donde perviva la esperanza para el municipio y el departamento, y de esta forma construir un mundo mejor. El burgomaestre recordó que la infancia es el tejido primario y constitutivo de la ciudadanía, y mencionó la importancia que para su gobierno tiene la niñez a través del programa ‘infancia protegida’.

“Muy agradecidos con Dios por compartir la inauguración de este centro de Desarrollo Infantil que es del prototipo arquitectónico de los que vamos a hacer en nuestro gobierno, es una construcción financiada por el ICBF y la alcaldía municipal de Soacha, que ha tenido un tiempo de construcción de alrededor de un año y que hoy finalmente la entregamos a la comunidad para que desde el próximo lunes más de 200 niños comiencen a disfrutarla. Además muy contento porque CAFAM ha demostrado tener una gran idoneidad en el tema y sabemos de la garantía y calidad que ofrece”, dijo el alcalde municipal.

Luego habló María Eugenia Bustos, directora regional del ICBF, quien anunció que el próximo año la entidad contará con un presupuesto de tres billones y gran parte de ellos se reflejarán en el fortalecimiento y construcción de nuevos centros de atención; la funcionaria también afirmó que en el municipio se proyecta la construcción de nuevas sedes que permitirán que las madres se trasladen a lugares idóneos en donde fortalecerán su labor.

Al final, intervino Nepomuceno Torres, subdirector de educación de Cafam, quien a través de un emotivo discurso recordó el privilegio que tienen los abuelos de educar o maleducar con amor a los nietos, que se reflejará en el nuevo jardín ya que la mayoría de acudientes de los menores son adultos mayores. Torres también exaltó la experiencia de la caja en el ámbito educativo, pues cuentan con jardines, colegios, formación superior, centros de trabajo. Además resaltó que se les ofrecerá a los niños herramientas para su desarrollo intelectual, pero prima el desarrollo emocional para ser mejores personas y ciudadanos. Para concluir su intervención, el subdirector se dirigió al alcalde diciéndole que la mejor inversión de un municipio es la educación.

El acto clausuró con una muestra cultural organizada por los niños, quienes danzaron y actuaron para los invitados; también el grupo Batuta tuvo una intervención que dio espacio a un brindis, acto simbólico que sirvió para inaugurar el nuevo centro infantil.