Uniformados de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional dieron un duro golpe a las disidencias ERPAC (Llanos Orientales) al lograrse la incautación de 868 kilogramos de cocaína en el municipio de Chipaque, Cundinamarca.


“En un puesto de control ubicado en este importante tramo vial, los uniformados detuvieron un tractocamión tipo cisterna, cuyo peso vacío no correspondía con los estándares mecánicos habituales. Además, el vehículo tenía indicios de arreglos de latonería que inmediatamente llamaron la atención de los uniformados de tránsito”, dijo el general Ramiro Castrillón, comandante de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional.

De esta manera, se procedió a realizar una inspección minuciosa del tanque del tractocamion logrando ubicar una «caleta» en la parte posterior que almacenaba 773 «panelas» de cocaína que pesaron 868 kilogramos.

En la acción policial fue capturado un hombre de 34 años, quien conducía el vehículo en donde fue acondicionada la caleta.

Las primeras indagaciones dan cuenta de la pertenencia de los estupefacientes a la banda denominada disidencias ERPAC. De igual forma, se pudo determinar que la cocaína tendría como destino la costa atlántica para luego ser trasladada hacia centro américa y finalmente a los Estados Unidos de América, país donde la carga tendría un valor cercano a los 17 millones de dólares.

En lo corrido del año 2016, los integrantes de la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía han logrado incautar 28.905 kilogramos de estupefacientes, evitando de esta forma que los narcotraficantes continúen envenenado a las juventudes del mundo.

Fuente: Hsbnoticias.com