Durante aproximadamente dos horas, la Autopista Sur a la altura de la Estación de Bosa, fue escenario de un incendio que tuvo lugar en una empresa de químicos desde donde se propagaron las llamas a una fábrica de plásticos. La oportuna intervención de la defensa civil y los bomberos, impidió una tragedia mayor.


El sector en donde se desarrollaron los hechos se caracteriza por la existencia de bodegas que en su interior contienen materiales inflamables, plásticos, maderas e incluso, a una cuadra, sobre la autopista sur, funciona una bomba de gasolina y una bodega de gas y de pipetas de oxígeno, lugares que tuvieron que ser evacuados y algunos elementos recogidos por un camión para evitar una catástrofe de mayores magnitudes.

“El incendio se originó en una empresa llamada Lizquímica, la cual trabaja con metanol y otros productos que son altamente inflamables y explosivos; el fuego se propagó hacia Rioplas, siendo dos empresas las comprometidas en el incidente. Rápidamente se inicia la colaboración en conjunto con la policía, se evacúan a aproximadamente 400 personas, entre ellas los empleados de las empresas aledañas”, explicó Diego Ortega, coordinador de emergencias de la Zona Bosa.

“Nos tocó sacar todas las sillas porque el calor las estaba empezando a derretir, a nosotros también nos evacuaron”, afirmó Cristian López, quien trabaja en la fábrica de plásticos.

“Estaban sacando gente herida, y los habitantes de los barrios aledaños estaban corriendo hacia la parte de la montaña porque se les avisó, la gente se asustó porque lo que levantó el incendio fue la explosión que hubo”, señaló Arbey Archila, testigo de los hechos.

Por parte de la Secretaría Distrital de Salud se ha informado que hay siete heridos, de los cuales uno es un bombero y seis personas se encuentran en estado de gravedad, por esa razón fueron remitidas al Hospital Simón Bolívar. De la misma manera, la Fiscalía aún trabaja para establecer las causas por las cuales se generó el incendio.

“El incendio ya se tiene controlado, se utilizaron siete máquinas de bomberos y un carro escalera, tres carro tanques y cuarenta unidades nuestras; encontramos canecas y restos de sustancias químicas que aún no hemos determinado cuáles son”, declaró Mauricio Ayala, comandante del Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá.