Preocupados se encuentran los vendedores ambulantes de la Avenida 30 de San Mateo, pues faltando menos de 27 días para que finalice la actual Administración, no se logró consolidar el tan anunciado plan de reubicación propuesto por el mandatario de los soachunos, quien a pesar de haber destinado más de $2.000 millones de pesos para este propósito, hoy muestra unos avances mínimos al respecto.


En julio del año 2014 se anunció con gran expectativa la adquisición de un predio ubicado al lado del conjunto residencial Portal de Casalinda de San Mateo, en el cual se realizaría la reubicación de varios de los vendedores ambulantes de la ciudad, principalmente aquellos asentados en la Calle 13 del centro de Soacha y la Avenida 30 de San Mateo.

No obstante, a pesar de que en ese momento se dijo que la idea era iniciar el proceso licitatorio del pasaje comercial en agosto de ese año, para adjudicarlo en octubre y entregarlo a mediados de este año 2015, para posteriormente seguir con el proceso de reubicación, hoy la obra presenta mínimos avances que escasamente muestran la adecuación y cimentación del terreno, con la elevación de algunos muros y columnas, tal como se mostró en la pasada rendición de cuentas y se evidenció en una visita realizada por este medio al mencionado predio de Casalinda.

De acuerdo a lo anterior, los vendedores ambulantes de San Mateo manifestaron su preocupación frente a este tema, pues consideran que la Administración Municipal les incumplió la promesa de reubicación hecha, debido al poco avance que se ve en la construcción del pasaje comercial, pero también a que para ellos el sitio podría no tener la suficiente capacidad para albergarlos a ellos y a los vendedores de la Calle 13, lo que ocasionaría que varios comerciantes informales se queden por fuera de la reubicación, ocasionándoles perjuicios.

Periodismopublico.com dialogó con algunos de los vendedores de San Mateo, quienes hablaron de la incertidumbre que tienen frente a la reubicación propuesta por el Alcalde Nemocón, y la expectativa frente al nuevo gobierno del profesor Eleázar González, a ver si finalmente se puede hacer realidad este proyecto:

“El Alcalde Nemocón ya está por entregar su mandato y no nos cumplió con la reubicación. Varias veces se ha dicho que nos van a reubicar en el predio contiguo al Portal de Casalinda, pero hasta el momento no se ha hablado sobre los avances de esto. Lo que nos queda es plantearle al nuevo Alcalde de Soacha, el profesor Eleázar González, una propuesta para que él nos escuche y se reúna con nosotros, de modo que podamos llegar a unos puntos de acuerdo y se establezca de qué manera él nos colaborará”, explicó Édgar Pinilla, vendedor ambulante de San Mateo.

Ante las dudas por la posibilidad de que el pasaje comercial que se empezó a construir en Casalinda no pueda albergar a todos los vendedores que tiene previstos, Pinilla manifestó que el deber de la Alcaldía Municipal es reubicar a todos los vendedores de esta zona, dado que lo que está en juego es su derecho al trabajo y a la igualdad.

“Siempre nos han tenido así con el proyecto de la reubicación, se supone que el predio de Casalinda está destinado para nosotros, pero la verdad es que se va a ir el Alcalde Nemocón y no quedó nada en concreto. Vamos a esperar ahora que llegue el nuevo Alcalde para ver qué opciones nos da o qué soluciones nos ofrece, de todos modos a nosotros nos dijeron que hasta que no hubiera un espacio para reubicarnos nos iban a dejar trabajar, y esperamos que sea así”, indicó Rosa Chicuasuque, otra de las vendedoras ambulantes de San Mateo.

Chicuasuque señaló que si se reubica a los vendedores de la Calle 13 junto con ellos, todos no alcanzarán a caber en el pasaje comercial, por lo que no habría lugar para los vendedores de San Mateo. En ese sentido, expresó que se debe conseguir un sitio en donde se pueda reubicar a todos los vendedores, para que haya soluciones concretas.

“El predio de Casalinda es un espacio supremamente grande, ahí pueden caber muchas personas, aunque lo ideal es que primero reubiquen a los de San Mateo, y si sobra espacio que miren a ver cómo hacen para traer otros vendedores que quieran venirse para acá, porque de lo contrario habrá inconvenientes y se generará mucho inconformismo”, concluyó Martha Rocío Tocarruncho, vendedora ambulante de San Mateo.

Ver también: Logros y desaciertos de la Secretaría de Planeación de Soacha II