Indignados están los habitantes de Ducales II sector por la matanza indiscriminada de perros sin que se conozcan los autores ni los motivos por los cuales se hizo este acto de barbarie. Vecinos de la zona hacen un duro llamado a las autoridades y a la comunidad para proteger a los animales.


De acuerdo a las denuncias recibidas, en la noche del martes alrededor de 10 perros fueron envenenados de manera despiadada sin que se conozcan las razones que llevaron a los delincuentes a cometer este cruel acto. Sin embargo, los afectados indicaron que una de las razones obedece a una posible represalia contra los canes por la labor de cuidado que ejercían en sus respectivas cuadras y hogares donde vivían, porque hay que destacar que estos perros tenían dueño y no eran callejeros.

La señora Isabel Rojas es una de las personas afectadas por estos graves sucesos, su hija tenía dos perros, estaban bien cuidados, sus vacunas al día y aparte de ser cariñosos, cuando veían a alguien extraño en la cuadra inmediatamente comenzaban a ladrar para dar aviso a los vecinos sobre dicha presencia, en pocas palabras “cuidaban la cuadra” y no le hacían mal a nadie. Es por esto que aún no se explican cómo ocurrieron estos hechos.

“A eso de las 7 de la noche les aplicaron un veneno bastante fuerte que los mató en quince minutos, yo me siento muy afectada porque de esos perros dos eran de nuestra pertenencia, a ellos los habíamos recogido de la calle cuando estaban pequeñitos y los teníamos en la casa, en las tardes los sacábamos a dar una vuelta y en una de esas vueltas los envenenaron. Yo creo que la persona que está haciendo esto como mínimo debe pedirle disculpas a la comunidad porque conforme lo hizo con unos animales, de pronto lo quiera hacer con algunas personas”, resaltó la señora Isabel.

Además de la denuncia, la residente hace un llamado para que la Alcaldía Municipal tome cartas en el asunto y se preocupe más por las condiciones de vida de los animales, ya que muchos de ellos son maltratados sin que se le dé la debida importancia, además la Junta Defensora de Animales resulta insuficiente para atender la gran cantidad de casos; fuera de eso no hay un censo real que determine la cantidad aproximada de animales callejeros y con dueño, razón por la que se hace más complicado el panorama.

El señor Antonio Urrea también resultó afectado por el asesinato de su perro, motivo por el cual invitó a la comunidad a no descuidar sus mascotas ni permitan que los animales callejeros sean maltratados, teniendo en cuenta que al cuidado animal no se le ha dado la debida importancia y los esfuerzos de unos pocos funcionarios no se ven reflejados por la poca cantidad de personas que trabajan en estos temas y a la descoordinación existente con quienes están prestos a dar una mano, pero que no saben cómo lo pueden hacer.

Junta Defensora de Animales responde

Este medio consultó a Nicolás Ussa, Coordinador de la Junta Defensora de Animales de Soacha, quien explicó que para este tipo de casos las denuncias deben hacerse de manera inmediata, ya que para determinar la real causa de deceso de los perros se les debe hacer un examen máximo 24 horas después de la muerte, por lo que en esta ocasión no se puede dar un parte forense y es casi que imposible actuar, aún más cuando no se tienen pistas sobre los agresores, al menos para iniciar un proceso investigativo.

No obstante, al ver las fotos de los animales, manifestó que es probable que hayan sido envenenados con un raticida, ya que los tiempos de muerte cuando se utiliza esta sustancia son similares a los expuestos en este caso. No obstante invitó a la comunidad a hacer las denuncias pertinentes cuando haya una situación que ponga en riesgo la vida de un animal, para ello se han dispuesto de las siguientes líneas telefónicas:

– 7306060 extensión 2021. Secretaría de Salud.
– 7305000 extensión 220 Secretaría de Planeación.