La ‘Operación Bochica’ se convierte en una de las grandes esperanzas para sacar las aguas estancadas en cerca de 300 hectáreas en la provincia de Ubaté, aseguraron el Gobernador Andrés González Díaz, y el director de Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez, durante visitas adelantadas a los municipios de Simijaca y Fúquene.


Al respecto, González Díaz señaló que se va a trabajar sin respiro hasta sacar la última gota de agua para contar de nuevo con pasto, riqueza y ganadería, teniendo en cuenta la potencia de las nuevas bombas que entraron en funcionamiento. “Vamos a sacar hasta la última agua estancada de la provincia de Ubaté, en 20 días estas 300 hectáreas tienen que estar recuperadas, vamos a desinundar con brigadas de bombas, aquí en la Inspección de Capellanía, donde dos potentes bombas están sacando dos metros cúbicos por segundo. No vamos a descansar, esto es día y noche hasta que volvamos a tener nuestras praderas y nuestro ganado, la generación de riqueza y de empleo. Este es uno de los grandes patrimonios de país y lo vamos a sacar adelante lo vamos a recuperar”, declaró.

Por su parte, el director de Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez, sostuvo que próximamente iniciará un proceso de recuperación para que los agricultores empiecen a tener una vida normal, pero lo fundamental es que hoy se adelanta una campaña para desinundar con la ‘Operación Bochica’ que el Gobernador ha planteado. De igual manera, explicó que entraron en operación bombas de 24 pulgadas. “Estas bombas son lo máximo que tenemos a nivel nacional de tal forma que en un promedio de 20 a 25 días se tenga un nivel normal. Lo importante es que el Departamento quede sin una gota de agua anegada de acuerdo al esquema que se planteó conjuntamente entre la Gobernación y el municipio”, indicó.

De igual manera, el Mandatario Departamental señaló que en cuatro semanas se empezarán inversiones destinadas a la reparación de viviendas en el Departamento. “Son miles de viviendas, en esta provincia ya se hizo el diagnóstico a través del Comité de Cafeteros que entrará a reparar más de tres mil viviendas. Así mismo, iniciamos la reparación de cerca de 12 mil viviendas en todo el Departamento, habrá que reubicar unas cuatro mil de los sitios de alto riesgo a lugares seguros”, sostuvo.

Cabe mencionar, que el Gobernador y el Director de Gestión del Riesgo, en compañía de los alcaldes de Simijaca, Jaime Reyes, y de Fúquene, José Reinero, asistieron en el Colegio Agustín Parra de Simijaca, a la entrega de 740 ayudas humanitarias a 613 familias afectadas por la temporada invernal.