A pesar que sólo se aprobó uno de los seis proyectos de acuerdo que se debatieron en el concejo durante el segundo periodo ordinario de sesiones, el presidente Carlos Giraldo considera que la tarea se hizo bien.


Debates como los de seguridad y movilidad prendieron la alarma y ahora el municipio está trabajando intensamente para mejorar en estos dos temas.

Durante el periodo que concluye pasaron por el recinto numerosos invitados y fueron citados la mayor parte de los funcionarios de la administración pública para que rindieran su informe de gestión ante las comunidades. Justamente se cerró con el personero del municipio Luis Fernando Escobar, quien el pasado jueves presentó su balance de 2009 ante el cabildo.

Pero sin duda los dos debates que despertaron interés y gran preocupación fueron los de seguridad y movilidad. Al primero asistieron las autoridades encargadas y responsables del tema, coronel Alejandro Murillo, comandante de distrito, y el secretario de gobierno, coronel(r) Antonio José Ardila, al igual que varios líderes comunales. Al segundo se hicieron presentes el director del ramo William Ardila, conductores y personas interesadas en conocer el nuevo esquema de despacho y control que se aplicará en el municipio.

Lo importante de poner sobre la mesa estos dos temas para su discusión fue que se creó un mecanismo de seguimiento para que se cumplan los compromisos adquiridos en el concejo, es decir, contrario a lo que pasaba, ahora algunos cabildantes tienen la tarea de estar pendiente de que se cumpla lo pactado en los debates.

El presidente de la corporación, Carlos Giraldo, destacó la aprobación del proyecto de acuerdo No. 7, por medio del cual se cambia el uso del suelo a un terreno en la Y de Compartir para construir una subestación de policía y la casa de la justicia de la comuna uno. “Por ejemplo una de las grandes conclusiones del debate es que se descentraliza el tema de seguridad, especialmente lo que tiene que ver con instalaciones de policía porque la idea es que la administración municipal construya una estación en cada comuna. Ahora: los otros proyectos no se aprobaron simplemente porque no tenían el soporte técnico y jurídico adecuado; fueron devueltos para ser ajustados, pero eso no significa que no tengamos voluntad de ayudar”, explicó Giraldo.

Por su parte el concejal Fidel Torres Tovar considera que en el periodo se plantearon cosas importantes. “ Se debatieron temas álgidos que a uno le comentan en la calle; creo que las autoridades y los mismos entes gubernamentales vieron la necesidad de fortalecer y optimizar el recurso humano y ampliar la infraestructura para lograr resultados en seguridad. Soacha tiene un problema delicado de delincuencia callejera y expendio de drogas que hay que atacar, y el debate sirvió para sacar unas conclusiones a las que se les va hacer seguimiento, porque si no es así, la verdad no tendría sentido”, dijo el cabildante.

Torres se refirió también a la devolución de cinco proyectos de acuerdo, pero explicó que obedeció justamente a ese estudio juicioso que hizo la corporación a cada uno. “Muchos de ellos muy importantes pero no podemos someter ni a la administración ni al concejo a caer luego en investigaciones”.

Finalmente quedó la expectativa para el siguiente periodo de que el cabildo municipal programe algunas sesiones en los barrios para debatir ciertos temas más cerca de la comunidad. Su presidente, Carlos Giraldo, dijo que “lo que se está proponiendo es que se programen por parte de la comisión de cronograma, unos debates vitales en cada comuna sobre temas sensibles a cada sector”, concluyó.