Así lo afirma el Instituto Nacional de Salud con el último índice publicado sobre el Riesgo de la Calidad del Agua para Consumo Humano (IRCA), en donde se estableció que la calidad del agua en Bogotá no es necesariamente la mejor.


De hecho, el debate sobre la calidad del agua en Bogotá tiene varios años. Desde el 2012, por ejemplo, un muestreo aleatoria realizado en distintos puntos de la ciudad evidenció que el agua que consumían los capitalinos podría estar contaminada con E.Coli, una bacteria asociada con enfermedades del tracto digestivo.

Frente a esta polémica, salieron los directores del Instituto Nacional de Salud y de la Empresa de Acueductos de Bogotá a ratificar que el agua suministrada en Bogotá era potable, pese a los muestreos realizados. En su momento las explicaciones no convencieron mucho a los bogotanos e inclusive se llegó a afirmar que la EAB estaría escondiendo información sobre la calidad del agua que se consumía en la ciudad.

Sin embargo, con el paso del tiempo la polémica desapareció y los capitalinos continuaron consumiendo el líquido sin prevención alguna.

En el 2013, la Superintendencia de Servicios Públicos confirmó que en cinco zonas de la ciudad el agua de la llave no sería potable. Ante esta afirmación, la EAB respondió afirmando que la muestra no se había tomado de manera correcta, para otros analistas el problema podría radicar en el mantenimiento que se le hace a las tuberías de la ciudad, dado que en algunas de estas se podría estar contaminando el agua.

Ahora la polémica es suscitada por el Instituto Nacional de Salud, pues de acuerdo al IRCA del 2015 se encontró que aunque la calidad del agua en Bogotá tiene bajas probabilidades de generar enfermedades, sigue estando en el rango de “no apta”.

El IRCA mide la calidad del agua en una escala de 1.00 a 100.00, entre más cercano a 1.00 sea la medición significa que el agua es más apta para el consumo humano.

En este orden de ideas, aunque Bogotá presenta un índice de 7.35, municipios como Buenaventura, Soacha, Funza y Paz de Ariporo en Casanare tienen mejor calidad de agua que la capital del país.

De hecho, Bogotá ni se acerca al top 10 de los municipios con la mejor calidad del agua. El ranking está compuesto por municipios como, El Tambo (Cauca), Solano (Caquetá), Honda (Tolima), Corozal (Sucre) y Barranquilla (Atlántico) en donde se tomaron más de 200 muestras.

En este orden de ideas, vale recordar que el agua suministrada a Bogotá proviene en su mayoría de Chingaza aunque también es suministrada por el sistema Tibitoc y Tunjuelo. En los tres casos el agua pasa por una planta de procesamiento para darle el tratamiento necesario.

Fuente: Eldiariobogotano.com