La negligencia de la CAR y de la Alcaldía de Soacha por no dragar un tramo del río Soacha dejó grandes afectaciones a los residentes de los barrios La Unión y Eugenio Díaz de la comuna dos. El agucero que cayó en la madrugada del martes dejó inundaciones y pérdidas económicas a varias familias de la zona.

La comunidad de estos dos barrios de Soacha, ubicados a pocas cuadras de la Alcaldía Municipal, se vieron sorprendidos hacía la 1:00 a.m. del pasado martes  cuando en medio de un torrencial aguacero sus viviendas se inundaron con las aguas del río Soacha; los residentes les tocó sacar a baldados el líquido de sus viviendas. «A raíz de las malas condiciones en las que se encuentra el Río por no ser dragado se presentaron las inundaciones, además el deterioro del mismo por oxidación, basura,malos olores y roedores es deplorable . La verdad no sé qué han hecho los gobiernos», manifestó Luis Escobar, residente del  Eugenio Díaz Castro.

Hasta las habitaciones se inundaron por el desbordamiento del río Soacha

Por su parte, el edil de la comuna 2 y representante de la JAC  del barrio La Unión, William Alberto Romero,  comentó que «esta problemática la tenemos hace más de 40 años, la disculpa de la administración es que la maquinaría no se puede meter al sitio porqué no hay espacio, pero nosotros le ofrecemos soluciones como que lo hagan a mano, como en su momento lo hacía la Empresa de Alcantarillado, porque también se ha planteado la idea de que los colectores se acaben de construir en el tramo de la Autopista Sur hasta la carrera 7 para terminar con el problema de la inundación que tanto mal nos hace en las casas cuando se devuelven las aguas por los cifones y luego nos toca responderle por daños a los inquilinos de nuestras casas».

En este sentido, la comunidad asegura  que varias secretarías y dependencias  de la Alcaldía están implicadas en lo que sucedió: Servicios Públicos, Planeación a través de la Dirección Bioambiental, Acueducto de Bogotá y hasta la CAR. «Este  problema es de hace años, hemos acudido a la administración, a los entes competentes y no ha sido posible la solución. También acudimos a la CAR y esta entidad dice que el trabajo  le corresponde a la Alcaldía y ellos dicen que a la CAR, en fin, es una tomadura de pelo siempre. El hecho es que haremos la respectiva denuncia e invitaremos a los entes encargados a nuestro barrio porque tampoco sabemos si nos van a comprar las casas que están cerca del río Soacha»,  argumentó Rafael Peñalosa, vicepresidente del barrio La Unión.

El tramo en cuestión se ubica entre las carreras quinta y séptima, detrás de la urbanización Parque de las Flores.

Los dueños de algunas viviendas ubicadas a menos de 30 metros del río Soacha preguntan que pasará con sus predios porque aún no saben si se los comprarán para demolerlos. En estas instancias se desconoce  cómo se incluirá el tema en el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial. «Le pedimos el favor al Acueducto de Bogotá y a la Administración Municipal que nos colaboren, que el río se independice desde el corregimiento 1 de Soacha hasta la última parte en su desembocadura, la idea es no arrojarle las aguas residuales, pero la culpa no es nuestra porque las casas quedan en bajada, inclinadas y las aguas no llegan al alcantarillado de la vía principal, que queda en la parte de arriba. Todas estas soluciones se las ofrecemos al alcalde electo para que las tenga en cuenta, ese es el reto», finalizó Paola Caicedo, habitante del barrio La Unión.