Sucedió anoche en uno de los edificios del sector de Portalegre, cerca de Bomberos. El joven se recargó contra una baranda y se fue al vacío. Ninguna autoridad atendió el caso de manera inmediata.

Lo que aseguran vecinos es que el joven, de unos 25 años aproximadamente, estaba ebrio cuando sucedió el trágico hecho.

“Yo llegaba y él entraba tomado al bloque del frente; la vecina del 5 estaba hablando con otra persona y fue cuando ella vio que el joven se recostó en la baranda y le ganó el peso, se fue al piso.  Se trató de agarrar, pero debido a su estado de alicoramiento no pudo, solo sentimos el totazo en seco; yo acababa de abrir la puerta, me asomé y él ya estaba en el suelo dentro del bloque. Eran las 11:05 de la noche, entonces llamamos de inmediato al 123,  al  911 y a los  teléfonos que tenemos de la policía del cuadrante,  nadie contestó; decidimos salir a buscar a los bomberos, pero sólo había uno; se llamó una ambulancia y nunca llegó”, relató un vecino testigo del hecho.

Desesperados por encontrar ayuda porque el joven estaba vivo, un par de vecinos se fue en moto a buscar a la policía a la zona de bares, y aunque encontraron a cuatro uniformados, estos les dijeron que no podía bajar, que llamaran al cuadrante.

Durante todo ese lapso de tiempo buscando ayuda, Camilo no resistió y falleció. La policía sólo apareció hasta sobre las 12:20 de la madrugada, es decir, cuando ya había pasado más de una hora después del incidente.

Ahora, familiares y amigos dicen que el joven murió en Soacha por la negligencia de las autoridades y el pésimo servicio de ambulancia en el municipio. “No hay ambulancias para atender estos casos, pero sí el alcalde tuvo para comprar camionetas, además la policía se tira la pelota entre ellos, mientras una persona se estaba muriendo”, replicó el residente.

Anoche un joven murió en Soacha y quedó demostrada una vez más la negligencia de las autoridades y la lenta reacción de los organismos de atención y asistencia. Nunca llegó la ambulancia ni hubo un carro para trasladar a Camilo a un hospital, lo que condujo a que perdiera la vida.

Foto: referencia