El hecho ocurrió el pasado 19 de agosto cuando la adolescente jugaba frente a su vivienda. El delincuente le disparó y la bala le afectó un pulmón y la columna vertebral.

Desde ese día, la menor de 15 años está postrada en una cama y los médicos que la atienden dicen que por la afectación de la bala en la columna, no podrá volver a caminar.

Ese día la menor jugaba frente de su casa en Bosa con sus primas de 10 y 8 años, cuando de repente apareció un delincuente en bicicleta. Lo que cuentan es que el sujeto le pidió el celular y ella al parecer no le entendió bien lo que le decía, e inocentemente le preguntó qué era lo que quería, pero el ladrón le disparó sin pensarlo.

La joven de inmediato se desplomó y cayó al piso, mientras el delincuente huyó del lugar. De acuerdo al parte médico, la bala ingresó por el costado izquierdo y perforó el pulmón derecho, causándole también una lesión en la columna.  

Hoy, 7 días después del trágico hecho, los médicos le informaron a la familia que la menor no podrá volver a caminar.

Las autoridades ofrecieron una recompensa de $50 millones para  quien dé información que permita capturar al delincuente.