En plena pandemia y cuando la recuperación económica apenas comienza, una joven de 22 años, egresada de la universidad del Tolima, decidió crear una empresa de lencería femenina.

El emprendimiento nació en septiembre del 2020 en Soacha, Cundinamarca, como un apoyo económico para el sostenimiento del diario vivir.

La microempresa la integran dos personas que se encargan de la producción y entrega de los productos, pero quien la  lidera es Leidy Crisóstomo, joven soachuna licenciada en educación artística.

Amaranta Femine es el nombre de la empresa, una tienda virtual que ofrece productos de lencería femenina desde talla S a la 3XL. “La idea es mostrar al público que las tallas medianas y grandes también son hermosas, alejándose del prototipo de mujer que venden los medios de comunicación, generando y promoviendo la confianza y el amor propio de las mujeres reales. Trabajamos medidas personalizadas y de acuerdo al gusto de cada una de nuestras clientes”, replicó Leydi.

Para Amaranta no existe un prototipo de cuerpo perfecto, “cada mujer es única y maravillosa, por eso nuestras prendas están diseñadas desde tallas S a tallas Plus”, aseguró.

De esta forma, Leydi le apuesta a consolidar una microempresa y contribuir a la recuperación económica en medio de la crisis que ha dejado la pandemia del coronavirus.

En redes sociales encuentre a Amaranta Femine  como:

Instagram:  https://instagram.com/amaranta_femine?igshid=n0r922xw209n

Facebook: https://www.facebook.com/amarantafemine/

WhatsApp: 3133994143

Los medios de pago son Nequi y Daviplata, contraentrega. Se hacen envíos nacionales.