Cientos de fotógrafos de diferentes lugares del país participaron del certamen, sólo cincuenta fueron seleccionados como finalistas y entre ellos Tatiana Moyano, una joven habitante del municipio de Soacha.


Tatiana Moyano Pinzón, estudiante de Comunicación Gráfica de la Universidad Minuto de Dios sede Soacha, se desempeña como fotógrafa aficionada desde hace tres años. “La fotografía es mi hobbie, mi trabajo y mi pasión” afirma la joven.

Recientemente Tatiana participó en el concurso fotográfico convocado por Casa Sinfín, el cual busca celebrar el día nacional del fotógrafo. La tercera versión de este concurso se realizó bajo el tema: “El mundo de los 7.000’000.000”, debido a que en 2012 el mundo alcanzó los siete millones de habitantes. El certamen contaba con cinco categorías: Publicitaria, Espacios, Gente, Documental y Artística, los participantes podían enviar como máximo una foto y se podía escoger solo una categoría.

“Dentro de mi portafolio fotográfico, había ciertas fotografías que para mi concepto eran funcionales dentro de la categoría artística, sin embargo, la selección fue bastante complicada, ya que por mi cabeza se cruzaban preguntas, dudas, y en cierto caso algo de miedo; seleccioné tres fotos y le pedí a las personas cercanas qué opinaban de esas tres fotografías; a partir de los comentarios llegue a escoger la fotografía que envié. El 22 de Abril me llaman para informarme que quedé dentro de los 50 finalistas (10 finalistas por categoría) y el 26 de Abril se llevará a cabo el coctel de premiación para los primeros puestos, confío en Dios poder estar en el primer puesto”, afirma la fotógrafa.

La fotografía seleccionada (imagen que acompaña este artículo) se estará exhibiendo por un mes, contado a partir del próximo 27 de abril en la Casa Sinfin, ubicada en la calle 99 No. 11B – 20 de Bogotá.

“Me llena de orgullo este logro, que para mi carrera y mi profesión es importante poder tener como referencia el hecho de ganar y quedar seleccionada en un concurso, eso muestra el empeño, la disciplina, los sacrificios y el amor con el que hago mi trabajo”, concluyó la joven.