Niños y jóvenes reciben formación gratuita en danza, música, teatro, medios digitales y artes plásticas con el objetivo de impactar de manera positiva a comunidades en situación de vulnerabilidad. Algunos de sus líderes han recibido becas para formarse en el exterior.


Arte y Juventud por la Paz es un proyecto social de formación en artes, liderado por la Fundación Arte Sin Fronteras, creada en el año 1996 de la mano de la Academia de Artes Guerrero, entidad educativa de amplia trayectoria, que conmemora 30 años de labores en la formación de artistas que integran la técnica y las humanidades. “A través de este proyecto, señala, Carlos Guerrero su director, hemos querido ampliar el radio de acción de nuestra Academia con el propósito de beneficiar a poblaciones vulnerables mediante el arte”.

Por eso, agrega, “hace 23 años creamos una iniciativa llamada Arte y Juventud por la Paz, de la cual se desprende un proceso de formación en diferentes disciplinas artísticas como la música, el teatro, la danza, las artes plásticas y los medios digitales”. Este proyecto ofrece a niños y jóvenes en condición de vulnerabilidad, un espacio donde encuentran amor y un contacto directo con experiencias que fortalecen su sensibilidad, imaginación y fantasía.

Al mismo tiempo, destaca Guerrero: “a través del arte estamos generando un proceso de crecimiento personal y de inclusión social para ayudar a prevenir la violencia, el alcoholismo y el consumo de drogas, creando cambios en el tejido social”.

De acuerdo con Carlos Guerrero, los beneficiarios de esta gran apuesta cultural son niños y jóvenes de los 2 a los 16 años de escasos recursos económicos y sobrevivientes de desastres naturales en su mayoría afrodescendientes desplazados por el conflicto armado de departamentos como Chocó, Nariño, Cauca, Urabá antioqueño, Valle del Cauca. Particularmente han trabajado con la comunidad que se encuentra ubicada en el Barrio Bella Vista de la Ciudadela Sucre comuna cuatro de Soacha.

Desde hace 10 años, a través del programa Universos Sin Fronteras de la Fundación y la Academia de Artes Guerrero, se han realizado intercambios culturales en países como Noruega, España, Estados Unidos, Dinamarca, Argentina, Ecuador y Portugal. Jóvenes que forman parte de esta comunidad han accedido a becas que les ha permitido formarse en música y herramientas de liderazgo y así enriquecer con su conocimiento a la población de la cual son miembros.

Karen Bermúdez, lìder del barrio quien actualmente vive en Noruega, comenta cómo esta experiencia le ha cambiado la vida y cómo va a aplicarla a su regreso al país, “hago parte de la fundación desde que tenía 8 años, hoy tengo 29 y puedo decir que gracias a este vínculo pude encontrar en el arte, mi vocación, que no es solamente mi gusto por la música, sino también el amor por ayudar a la comunidad. He tenido además la oportunidad de conocer nuevos países, nuevas culturas, nuevas personas, porque no solo es el viaje a Noruega, gracias a esta experiencia visité Estados Unidos, España y Francia.

Cuando regrese a Colombia quiero compartir mi experiencia con la comunidad para que participe de manera más activa en los programas ofrecidos por la fundación y así se apropien de su proceso y puedan tener este beneficio”.

El programa Arte y Juventud por la Paz es y seguirá siendo un modelo de transformación social a través del arte mediante procesos pedagógicos que incentiven no solo la técnica y la creatividad, sino que formen niños y jóvenes con valores, agentes de cambio en su comunidad, que aporten al fortalecimiento del tejido social y su desarrollo individual.

Si quiere conocer más sobre la Fundación o apoyarla, ingrese a nuestro sitio web: www.fundacionartesinfronteras.org

En la imagen Karen Bermùdez, fotografía: Gofoundme.