Ciento treinta jóvenes que integran las barras futboleras en Bogotá, de los diversos equipos de Colombia, serán contratados por el Instituto Distrital de Recreación y Deporte-IDRD-, para que los parques de los barrios se conviertan en territorios de paz y convivencia.


El programa, presentado por el Alcalde Mayor, Gustavo Petro Urrego, busca que estos lugares sean un espacio de integración comunitaria e instrumento de recuperación al servicio de toda la comunidad, en particular de la juventud.
“Estos son los primeros barristas que van a desarrollar el programa de integración comunitaria en los parques de Bogotá. La meta es llegar a 400 a final de este año, 2014”, señaló el Alcalde Petro.

El contrato como ‘orientador de parque’, en la modalidad de prestación de servicios, establece unos honorarios superiores a $1.475.000. Los jóvenes incorporados se dedicarán a orientar a los ciudadanos en el uso, cuidado, disposición, servicios e infraestructura de los parques, así como guiarlos sobre los servicios que ofrecen los diversos centros deportivos locales que posee la ciudad, entre otras funciones.
El programa, que se articula dentro de las nuevas acciones del Plan Integral de Convivencia y Seguridad Ciudadana, permite la participación e inclusión de los jóvenes de los barrios con mayores necesidades insatisfechas.

“Este proceso está acompañado por la Secretaría Distrial de Gobierno, y barristas de los equipos de Millonarios, Santa Fe, Nacional, América y la Equidad, entre otros, y será ampliando con seguidores de otros equipos que tienen asiento en la mesa de barristas de Bogotá, manifestó Javier Suarez, director del IDRD.

Añadió el funcionario que otro de los objetivos del programa es el de “ocupar estos sitios de recreación de la ciudad con jóvenes, niños, adultos mayores, mujeres y toda la familia, porque se necesita que el parque vuelva a revivir como un espacio de integración comunitaria”.

La importancia de este programa piloto, único en Colombia, según, uno de los voceros de las barras futboleras, radica en que “es que se enmarca en una serie de acciones de seguridad y convivencia, que se llevan a cabo con la Secretaría Distrital de Gobierno, gracias al programa ‘Goles en Paz’ donde un grupo de barristas de varias localidades acompañan el proceso”.

El lanzamiento del programa se llevó a cabo en la presentación de la Copa del Mundial de Futbol, realizada el día de hoy en el Estadio El Campín, en el que el Alcalde Petro Urrego reiteró que “el estadio dejó de ser un espacio de violencia hace mucho tiempo en Bogotá”. Puntualizó la importancia de disponer de una oficina de derechos humanos en el estadio a fin de establecer un autoregulación, por parte de los hinchas, que permita el acercamiento de la familia.

Señaló el burgomaestre que algunos de los barrios no cuentan con espacios recreativos; los poco que hay, se han convertido en focos de conflicto, por lo que los problemas que se vivían en los estadios se trasladaron a estos lugares.
Dentro de las acciones de convivencia que se realizarán con los hinchas del fútbol, está jugar un partido de futbol tipo A, donde no se requiera de la policía, puesto que el problema, según el Alcalde, fundamentalmente no está en el estadio sino en los barrios, derivado por muchas causas como la ausencia de oportunidades para la juventud.