A ritmo de Hip Hop decenas de jóvenes de todo Soacha anunciaron públicamente su rechazo a la norma que los obliga a prestar el Servicio Militar, a través de un acto cultural realizado en la Universidad de Cundinamarca y convocado por la Fundación Cultural Hip Hop La Diáspora.


A través de la lectura de una declaración redactada por ellos mismos, cada uno de los jóvenes objetores dejaron en claro su oposición a la forma como el Ejército Nacional ejecuta sus métodos de reclutamiento por medio de las populares ‘batidas’, al tiempo que abogaron por sustituir la estadía en las Fuerzas Armadas por servicio social en organismos como los Bomberos o la Defensa Civil.

“Es importante seguir realizando este tipo de actividades para no permanecer sometidos a unas leyes que no nos amparan, pues la vida es lo más importante por encima de cualquier obligación estatal. Todos debemos vincularnos para dejar esta guerra absurda que no nos compete y por eso queremos hacer una propuesta para que desde el Congreso de la República se geste una modificación a la ley que nos permita ser libres de esa imposición del Estado colombiano que obliga ir a combatir a los campos”, explicó Fernando Londoño, miembro de La Diáspora y uno de los coordinadores de la actividad.

Esta jornada contó con al apoyo de la Fundación para la Educación y el Desarrollo ‘FEDES’ y la Personería Municipal, entidades que estuvieron atentas a cada uno de los pormenores de esta manifestación juvenil, al tiempo que expresaron su respaldo a esta iniciativa.

“La objeción de conciencia se puede ver desde dos ángulos, el primero es el derecho protegido por la constitución nacional y el segundo como el procedimiento que se debe hacer para que se reconozca dicho derecho. Estos encuentros promueven un llamado para poder replicar esto en varias partes del país a fin de que el Congreso impulse un proyecto de Ley que logre materializar esa convicción de oponerse a prestar el servicio militar porque va en contra de la conciencia o las creencias de una persona”, afirmó Danny Leguizamón, Personero de Soacha delegado para los Derechos Humanos.

Carmenza Gómez, una de las ‘Madres de Soacha’ (el grupo de las mujeres cuyos hijos fueron asesinados en los denominados ‘Falsos Positivos’), estuvo presente en el encuentro dando su apoyo a esta convicción de los jóvenes del municipio.

“Hay muchos jóvenes que no quieren ir a prestar el servicio militar porque allá les lavan el cerebro y sólo les enseñan a matar. Hablo a partir de mi experiencia personal, pues tengo tres hijos que fueron al ejército resultando muerto uno de ellos, sin dejar atrás el hecho de que el mismo ejército me quitó otro en los llamados ‘Falsos Positivos’. Confío en que se haga realidad este deseo, esta petición que los muchachos hacen el día de hoy, pues no quisiera que mis nietos sufran lo que sufrieron mis hijos”, agregó Gómez.

Luego de la jornada se espera que con el apoyo de entidades descentralizadas (que no forman parte del Gobierno) se pueda radicar ante el poder legislativo colombiano una propuesta para hacer reconocer la Objeción de Conciencia como un argumento que exima a los muchachos de prestar el servicio militar.