Además de participar en los hechos violentos del pasado 3 y 4 de mayo en Zipaquirá y Sesquilé, los 12 integrantes de la banda son señalados de homicidio y tráfico, fabricación y porte de estupefacientes.

La Fiscalía Seccional de Cundinamarca, con el apoyo de la policía Judicial SIJIN, desarticuló la organización delictiva Los Juanos, cuyos presuntos integrantes habrían participado en los ataques violentos a la alcaldía, a la estación de policía de Zipaquirá, y el peaje El Roble (Sesquilé), en medio de las manifestaciones violentas del pasado 3 y 4 de mayo.

La evidencia fílmica obtenida de las cámaras de seguridad y declaraciones de testigos, fueron suficientes para demostrar la participación de los procesados en los actos vandálicos contra la infraestructura en el departamento de Cundinamarca.

Durante las audiencias concentradas, el fiscal del caso señaló que los capturados también estarían implicados en la venta de estupefacientes en los lugares públicos, cerca de los polideportivos de Gachancipá, Tocancipá y Zipaquirá (Cundinamarca).

Del mismo modo la investigación estableció que la organización delictiva estaría involucrada en varios casos de homicidios cometidos al parecer, por el dominio territorial para la venta de estupefacientes.

Después de escuchar los argumentos del fiscal del caso, un juez de control de garantías dicto medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de: Andrés Felipe Velandia Bermúdez, Bryan Enrique Escorcia Salgado, Diego Alejandro Bareño Peña, John Jairo Acero Sarmiento, José Alexander Medina Rodríguez,

Asimismo, el juez ordenó privar de la libertad en su lugar de domicilio a Bryan Gerardo Ortiz Beltrán, Andrés Felipe Alarcón Gómez, Carlos Mario Landázuri Daza, Didier Esneider Simbaqueva Morales, Julián Andrés Zapata Tique, por tráfico de estupefacientes. Ninguno de los procesados aceptó los cargos.