Los ladrones se robaron cerca de 300 millones en mercancía y días después la policía capturó a dos de los responsables, pero ahora quedaron libres.

El hecho se presentó en horas de la madrugada del pasado 22 de septiembre en la localidad de Puente Aranda cuando una banda conformada por al menos 15 personas ingresó a la bodega de ‘Vero Milán’, luego de que uno de los sujetos hiciera un hueco en el techo, quien posteriormente les abrió a los demás delincuentes y en dos camionetas cargaron los tenis fabricados, televisores, computadores, herramientas y casi todo lo que encontraron. Incluso se llevaron las bicicletas de algunos empleados.

Las autoridades le hicieron seguimiento al robo y con ayuda de cámaras de seguridad y testimonios, la policía capturó a dos de los responsables. Sin embargo, un juez los dejó libres.

La propietaria de la empresa, Valentina Herrera, dijo que la policía recuperó aproximadamente 30 pares de zapatos, pero la parte triste es que dejaron libres a los capturados. “Eso es un tema que lo deja a uno muy triste y vacío, saber que los cogieron, pero al rato quedaron en libertad”, añadió.

Para la Policía Metropolitana de Bogotá, este tema del vencimiento de términos y dejar libres a los delincuentes debe reformarse en la ley penal para que los delincuentes paguen por sus delitos.