No fue la famosa alerta roja por la gripe AH1N1 la que desplazó al equipo de fútbol profesional Juventud Soacha a canchas de Bogotá. Es el arreglo de algunas zonas del campo del estadio Luis Carlos Galàn que urgentemente necesitan reparación y para ello el equipo técnico del IMRDS está dispuesto a hacerlo en el menor tiempo posible.


En este segundo torneo de la B que otorga un cupo de ascenso al fútbol profesional, el técnico Arturo Leyva, timonel del Juventud, acopla experiencia con jóvenes de las menores de Santafé, que le permitan tener rendimiento y el equipo ideal. En el arco hay un señor en todo el sentido de la palabra, es el vallenato Juan Carlos González, prácticamente la revelacion del torneo, quien salió molesto con el equipo por la eliminación del anterior torneo.

Al Juventud Soacha este semestre no lo acompañaron novedades, el equipo tiene un bajón económico, incluso salió de algunas de sus figuras que regresaron al cuadro cardenal y otros están buscando cupo en el Real Cartagena; desafortunadamente para el municipio el equipo presindió de los servicios del lateral Mejía y del guardameta Acero, segun ellos por bajo rendimiento, hasta el momento no hay un representante del municipio, nacido y que viva en cualquiera de las comunas. Según la afición, la recomendación más clara para los jugadores es aprenderse el himno de Soacha, ya que ahí se nota el poco aprecio que le tienen a la ciudad, quedando también demostrado el número alto de foráneos en el equipo, que por suerte lleva el nombre del municipio.