Mediante auto del 15 de octubre de 2009, el juzgado 43 Administrativo del Circuito de Bogotá-sección cuarta-requirió a la Ministra de Educación para que informe el cumplimiento de la medida cautelar decretada mediante auto del pasado 3 de septiembre.


Dicho auto «ordena al Ministerio de Educación Nacional, representado legalmente por su Ministra o a quien haga sus veces, suspender de forma inmediata el proceso de reasignación de los recursos asignados en principio y prioritariamente al Municipio de Soacha, dentro del proyecto de construcción, dotación y concesión educativa en zonas urbano marginales y rurales de alto riesgo por desplazamiento, a través del cual se planea la construcción de dos ciudadelas educativas en el municipio de Soacha».

Significa que el Ministerio de Educación debe suspender la asignación de los recursos destinados a la construcción de las dos ciudadelas educativas, hasta tanto no se produzca otro fallo que ordene lo contrario.

En el auto de ayer también se niega la solicitud del concejo municipal, realizada a través de su apoderada Marisol Hernández, de revocar la medida cautelar ordenada por el juzgado 43, ya que la Corporación argumentó que el proyecto de acuerdo por medio del cual se comprometían vigencias futuras destinadas a la construcción y dotación de las dos ciudadelas educativas, ya se había aprobado.

El juzgado niega la vinculación del Ministerio, pero se trae como tercer interesado al alcalde municipal de Soacha y se requiere a la parte actora (Juan Miguel Méndez, Luz Marina Velásquez y otros…) con el fin de que cumplan con la orden del literal e del auto admisorio, es decir que se publique la decisión en un medio masivo de comunicación.

Así las cosas queda en firme la medida cautelar ordenada por el juzgado 43 al Ministerio de Educación Nacional, donde se solicita suspender de forma inmediata el proceso de reasignación de los recursos destinados a la construcción de las dos ciudadelas educativas.