Dubrans es una empresa colombiana de operación logística BTL, central de medios, agencia ATL y servicios digitales que en apariencia, y a los ojos de la opinión pública y los medios de comunicación,  es totalmente inofensiva.

Dubrans  se identifica con el NIT  N° 900275221, pero  lo que muy pocos saben es que esta empresa de nivel medio,  ha recibido jugosos contratos del Gobierno Nacional por cerca de $ 54.000.000.00, y ha venido jugando un papel preponderante en el perfilamiento de los influencers de las redes sociales en Colombia.

Su representante legal, Pedro Javier Sarmiento Charry, identificado con la cédula 7171805,  a través del tiempo tuvo a su cargo 61 contratos por la suma ya mencionada desarrollando diversas actividades como la organización de convenciones y eventos, actividades de agencias de viajes, actividades de espectáculos en vivo, transporte mixto y durante los últimos tiempos su variado portafolio se extendió hasta la ejecución de perfilamientos y al mejoramiento de la imagen del actual mandatario Iván Duque.

La citada empresa trabaja y licita bajo el RUP 000000045233 de inscripción del 2010. El empresario Sarmiento Charry hace equipo con el revisor fiscal Jaime Morales Sánchez y la contadora María Angélica Otálora en el direccionamiento de Dubrans, con un capital de 500 millones de pesos, según registros de la Cámara de Comercio de Bogotá, CCB

Mientras sus negocios prosperan gracias a los altos niveles de contratación con los que se ha visto favorecido, no solo durante la administración Duque, sino con las anteriores, presenta serias observaciones en el informe Final de Auditoria de 2017 por parte de la Contraloría de Bogotá,  cuyos hallazgos evidenciaron e  identificaron una serie de irregularidades en contratos de logística por cuantía de 285.000.000.00 millones.

Las carpetas contienen documentos sin la firma de los funcionarios responsables de la gestión contractual,  tales como los   proyectos de pliego de condiciones, las respuestas a las observaciones del pliego de condiciones y convocatoria, el pliego de condiciones definitivo y la calificación de la parte financiera del proceso de selección que, en opinión de esta columna,   son evidencia de  serios indicios de irregularidades que pueden ir más allá de los puramente disciplinario y pasar al umbral de lo penal.

Como si la serie de irregularidades identificas fuera poca cosa, se ha presentado además facturación sin detallar bienes y servicios y demás elementos adquiridos que la Contraloría identificó en conceptos que no se encontraban estipulados, generando para las partes (contratista y alcaldía local), el incumplimiento de varias leyes, como el Art. 3 de la Ley 610/00, Art. 2 de la Ley 87/93, Art. 51-52 de la Ley 80/93, en entre otros.

Cabe entonces preguntar si estas son las personas que perfilan influencers de las redes sociales al servicio del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, (DAPRE)

Debo advertir que además Dubrans fue financiadora del plebiscito del NO por la paz,  por lo que cabe volver e preguntar: ¿Son la empresa, sus propietarios y administradores las personas idóneas para perfilar a los promotores de la paz?

La cereza del pastel contractual, lleno de vínculos y perfilamientos, se encuentra “ligeramente” vinculada a Dubrans, con Eduardo Gutiérrez Villegas, del Grupo Empresarial Andino y dueño de Servimos S.A., empresa familiar de carácter financiero, un  reconocido prestamista de políticos que la Corte Suprema de Justicia ha llamado para que explique sus vínculos y relación  con la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE) en relación con bienes raíces incautados a la mafia.

Como si fuera poco, luego de terminar su relación de accionista, ha sido interrogado  por presuntos   nexos con el paramilitarismo,  mientras la DNE  asume que todas las denuncias que se han generado en su contra son un complot por parte de Andrés Vélez y Claudia San Clemente,  receptores de un crédito de $ 30.000.000.00 y quienes fueron embargados por Gutiérrez Villegas en cabeza de Servimos S.A , acostumbrado a pignorar dineros de la reposición de los votos de sus clientela política,  y además ha generado suspicacias e interrogantes  el hecho de que fuera cercano a Luis Gustavo Moreno,  exfiscal anticorrupción y prócer de la misma causa.

Escrito por Jeisson Fonseca

Facebook: jeisson.fonseca

Instagram: jeisson_fonseca

Twitter: fonsecajeisson.