Una serie de actividades culturales, sociales y protocolarias, fueron el epicentro de la conmemoración del aniversario número 29 de la Contraloría de Soacha, entidad que se ha consolidado como el único ente de control fiscal a nivel municipal en Cundinamarca, que durante casi tres décadas ha velado por la adecuada inversión de los recursos públicos.


La celebración se realizó con el acompañamiento de la comunidad, funcionarios de la Contraloría y de la Administración Municipal, además de otras personalidades de la ciudad. Así, la Contralora María Evelia Cubillos encabezó la conmemoración del vigésimo noveno aniversario del ente de control, que inició con una eucaristía y terminó con una solemne ceremonia en la que se entregaron algunos reconocimientos a diferentes personas que han contribuido a la labor de esta entidad.

“Estamos muy satisfechos, realmente hoy tuvimos el apoyo y el acompañamiento de la ciudadanía, la Administración y las entidades sujetas a nuestro control, en actividades como la realizada en la Institución Educativa Julio César Turbay, donde demostramos que con trabajo en equipo podemos ayudar a la protección de los recursos naturales y de los recursos públicos. La ciudadanía ya tiene reconocimiento y confianza en el ente de control fiscal, actualmente estamos a la vanguardia de los entes de control fiscal de otros departamentos y seguiremos en la mejora continua, como es nuestro compromiso”, explicó la Contralora de Soacha.

Tal como se mencionó la jornada comenzó con una eucaristía, seguido de una visita a la Institución Educativa Julio César Turbay, donde los jóvenes realizaron eventos culturales, danzas y obras de teatro, para hacer apertura al trabajo que ellos mismos realizaron en la recuperación ambiental de ese colegio. De acuerdo a lo anterior, se invitó a la comunidad para que se acerque y conozca esta labor realizada en la institución educativa, de tal manera que este trabajo sea replicado en las demás instituciones educativas.

“Nosotros estamos muy comprometidos, hoy tenemos un ente de control profesional que se ha fortalecido. Los funcionarios son más dedicados y más comprometidos con lo que es el ejercicio del control fiscal en los términos y los principios de transparencia, honestidad y respeto hacia nuestros sujetos de control, porque no es fácil controlar y a nadie le gusta que lo controlen, pero en el marco de ese respeto y cordialidad, tenemos una buena relación con nuestros sujetos de control, que son respetuosos en acatar las observaciones que hacemos y en implementar mecanismos para mejorar y subsanar esas observaciones que hemos encontrado en nuestro ejercicio público de vigilar la inversión de los recursos”, concluyó la Contralora María Evelia Cubillos.