La encuesta de Cambio Radical en Soacha

Pocos son los que creen que el candidato de Cambio Radical para la Alcaldía de Soacha saldrá de la encuesta programada para finales de abril y del proceso de selección de alta gerencia anunciado por la representante a la cámara Betyy Zorro. Realmente lo que la gente piensa es que la rueda de prensa del pasado miércoles fue un sofisma de distracción, porque el ungido ya lo saben al interior de este partido político.


Y no es para más. Esta semana, en medio de tintos, aromática y uno que otro café, se indagó sobre lo que algunos líderes y habitantes amantes de la política local piensan de lo que Cambio Radical presentó como un mecanismo de transparencia en Soacha.

La mayor parte coincide en que lo que se piensa hacer no es más que una pantomima que se traduce en engaño a periodistas y comunidad en general. No lo aseguramos desde este medio, pero sí queda la duda porque las cosas han venido cambiando y los verdaderos intereses de cada candidato están por verse.

Hay que partir del hecho que inicialmente se habló de tres precandidatos interesados en el aval de Cambio Radical: Giovanni Ramírez, Hernán Castellanos y Jhon González. El lío, dicen muchos, es que más que los aspirantes, el juego es entre el actual alcalde y la representante Betty Zorro. Cada quien quiere poner su “peón” para jugar en octubre y conquistar la alcaldía.

Los tres nombres de los aspirantes se mantuvieron en la baraja hasta hace pocas semanas cuando comenzó a verse en redes sociales varias piezas publicitarias de Juan Pablo Piranquive, con el eslogan “Latimos por Soacha”. Así se sumó uno más, incluso el fin de semana antepasado, en una reunión realizada en Bogotá, llegó Nohora Evelia Escobar manifestando su interés de participar en el proceso.

Ya eran cinco los nombres, pero lo que no se sabía a ciencia cierta es qué estaban pensando las cabezas del ajedrez.

Las cosas fueron cogiendo forma cuando a los medios de comunicación local y regional se les invitó a una rueda de prensa el pasado miércoles 3 de abril con el fin de dar a conocer el mecanismo de elección que Cambio Radical utilizará para escoger el candidato a alcaldía. Ese día aparecieron frente a los medios, Giovanni Ramírez, Hernán Castellanos y Juan Pablo Piranquive.

Adelantándose a lo que podría preguntar algún periodista, la representante Betty Zorro explicó que Nohora Evelia Escobar era de la U y que por lo tanto tenía primero que resolver su aspiración al interior de este partido político. Pero quedó la incógnita sobre la ausencia del médico Jhon González; sus allegados confirmaron ese mismo día, pero no en la rueda de prensa, que no entraría al juego de Cambio Radical.

Con las tres cartas puestas sobre la mesa, se anunció que el candidato saldrá de la encuesta programada para finales de abril y del proceso de selección de alta gerencia realizado supuestamente por una firma experta en el tema.

Después del anuncio, real o no, empezaron a surgir dudas sobre la transparencia del proceso y la credibilidad que hay en cada candidato. ¿Quién paga la encuesta?, ¿cuánto vale?, ¿el que gane la encuestas será el escogido?, o ¿primará más el concepto que dé la firma encargada de hacer el proceso de selección de alta gerencia que la misma encuesta?, en fin.

Haciendo aproximaciones, una firma seria pueda cobrar alrededor de $45 mil pesos por persona encuestada, es decir, que si se toman 1.200 muestras, este ejercicio le costaría a la representante Zorro, o a quien lo pague, un poco más de 50 millones de pesos. El otro factor de escogencia es el proceso de selección de alta gerencia, que también cuesta su “platica”, como quien dice, saldrá bastante caro escoger el candidato de Cambio Radical para la alcaldía de Soacha.

Si bien los tres precandidatos aseguraron que respetarán los resultados, más de uno saca a colación el viejo refrán… ¡amanecerá y veremos¡

Ojalá sea así, pero ya se escuchan rumores del inconformismo que hay sobre el manejo que se le ha dado al tema, incluso algunos se han atrevido a manifestar y a escribir por redes, que la congresista le aprendió tanto a los antiguos gamonales del municipio, que ahora actúa como «La Cacica» de la política local.

Después del ejercicio propuesto se conocerá si la representante acertó o se equivocó, y si los tres precandidatos asumen los resultados como lo manifestaron públicamente el día de la rueda de prensa.

Por el otro lado queda la expectativa sobre lo que hará el Dr. Jhon González, quien definitivamente prefirió no seguir el juego propuesto por Cambio Radical.

Pero el verdadero trasfondo está en que las cabezas del ajedrez dividieron las fichas y ahora no se sabe si obedece a una estrategia, o efectivamente un eslabón de la cadena está roto. Por lo pronto, cada uno lucha contra el reloj para sacar ventaja de sus oponentes y fortalecerse en este camino corto, difícil y lleno de espinas, no de madera, sino de las que deja la politiquería a la que nos acostumbraron en Soacha desde hace bastante tiempo.

cargando...