María Elvira es una residente de Ciudad Verde y el viernes pasado se acercó a un centro comercial de Soacha a sacar dinero. Al salir, fue abordada por una anciana, luego le robaron 500 mil pesos.

Cuenta la víctima que su sentido de solidaridad le permitió caer en manos de los delincuentes. “Yo salí del centro comercial y afuera, luego de haber caminado un poco, me abordó una mujer como de unos 65 años con un libro y me dijo que la escuchara 20 segundos, que sólo me iba a leer una frase bíblica. Yo me detuve y ese fue mi error”.

María asegura que cuando la señora abrió el libro sintió un leve mareo y en ese instante se acercó un muchacho y la cogió del brazo. “Pensé que me iba a ayudar, pero lo que hizo fue amenazarme para que le diera la plata. Yo la había echado al bolso y se la pasé”, sostuvo.

La mujer argumenta que todo pasó en segundos y que quizá le echaron alguna sustancia porque manifiesta que por un instante sintió mareo. “Me acuerdo de todo, pero me aterra que tranquilamente les pasé el dinero y reaccioné como un minuto después”, pero ya fue tarde porque se habían desaparecido.

María Elvira hizo un llamado a todas las personas para que no confíen en nadie, ni en niños, ancianos ni personas discapacitadas. “Lamentablemente hoy en día hay mucha trampa y la solidaridad hay que dejarla a un lado”, concluyó.

Imagen: referencia