Luego de hacer una evaluación posterior al aguacero de anoche, las autoridades reportaron que son alrededor de 1.500 los afectados y ocho barrios que sufrieron graves inundaciones. Llano Grande y las urbanizaciones el Silo y el Mirador de San Ignacio fueron las más afectadas.


Muy complicada es la situación en el municipio de Soacha , sobre todo para las familias que lo perdieron todo después del aguacero de anoche. Fue desoladora la situación que se observó hoy en muchas viviendas debido a la pérdida de muebles, electrodomésticos y enceres a raíz la cantidad de lodo que penetró rápidamente en viviendas y negocios. Rostros de niños y adultos reflejaban la tristeza por este duro golpe de la naturaleza en contra de los más pobres del municipio.

La Alcaldía habilitó un albergue temporal en el colegio Eduardo Santos para aquellas familias que les tocó salir de sus viviendas y que ahora esperan una ayuda del Estado porque muchas quedaron desprotegidas.

En los barrios damnificados hoy fue común ver volquetas y camiones llenos de colchones, muebles y electrodomésticos que salían directamente para la basura porque su estado quedó inservible después de la cantidad de lodo y agua que penetró sobre los mismos.

Es urgente que la solidaridad de los habitantes de Soacha y del país salga a flote con ayudas como frazadas, colchonetas, cobijas, ropa en buen estado, medicinas, alimentos no perecederos y agua potable, debido a que son numerosas las familias que se quedaron “totalmente en la calle”.

Durante todo el día maquinaria del municipio, vehículos de la Policía y de la Empresa de Acueducto, sumado a los organismos de socorro, estuvieron trabajando para extraer lodo de las viviendas y ayudar a los damnificados.

Llano Grande, la tierra del olvido

Con esta frase los habitantes de este marginado barrio se refieren al ver su triste realidad. Sus familias fueron las que resultaron más afectadas por el desbordamiento del río Soacha, pero lo peor es que es una historia que se repite cada vez que llueve fuerte. “El 11 de mayo de 2006, es decir hace cuatro años y dos meses vivimos una historia muy similar; en esa ocasión vino el alcalde y el gobernador a prometernos solución pero todo se quedó en palabras porque la situación sigue igual. Como observamos son cientos de personas las que se quedaron en la calle y lo único que hacen es traer maquinaria para sacar el barro, venir a prometer soluciones parciales, pero de fondo nada… absolutamente nada”, dijo con tristeza en su rostro Jorge Pérez, habitante del sector.

Pero lo peor, es que es una historia que se repite. El río Soacha arremete contra estos abandonados seres humanos cada vez que llueve, y aunque el clamor es unánime, parece que sus voces pegan contra la barrera de la indiferencia porque la solución no llega. Las polvorientas calles del barrio se convirtieron en cuestión de minutos en trochas impasables llenas de lodo, amenazando a sus moradores producto de un factor natural, pero sobre todo, del olvido estatal. “Yo llevo dos años en este barrio y la verdad estoy aquí por necesidad. Pero a uno le da tristeza que sus esfuerzos desaparezcan en cuestión de minutos, todo por la indiferencia del gobierno hacia nosotros los más pobres”, explicó Nepomuceno Guerrero, damnificado del invierno.

En Llano Grande viven más de mil personas, todas de un estrato social bajo, pero son muy pocas las ocasiones que tienen la oportunidad de ver en sus calles la visita de personajes de la vida pública y de los mismos medios de comunicación. Tiene que suceder algo fortuito o extraordinario para que la atención se centre en sus necesidades y peticiones. Y justamente hoy fue uno de esos días; el gobernador de Cundinamarca se acercó a prometer lo que había podido hacer al comienzo de su mandato: dijo que entre el municipio y el departamento están trabajando en la solución definitiva, y habló de la reubicación en dos etapas, dirigida a las familias que se encuentren el alto riego, una primera fase que consta de 300 viviendas y una cifra similar en un segundo momento.

dulces-.jpgEn el Silo vivió el actual alcalde y también se inundó

“Eran como las 6:10 p.m, me encontraba con mis dos hijos, mi nuera y uno de mis nietos. Empezó a llover y a tronar duro pero la verdad no le pusimos cuidado, cuando de repente escuchamos algo raro. Mi nieto gritó, nos asomamos y lo que pensamos fue en la vida de quienes estábamos en la casa en ese momento. Todo fue en cuestión de cinco minutos, en ese tiempo tan corto sucedió lo que ustedes ven. El barro se me entró a la miscelánea, y lo perdí…todo; la lavadora, dos neveras, un congelador, muebles, mercado y una fotocopiadora que había comprado recientemente…me quedé sin nada”, explicó con voz entre cortada, Martha Nury Basabi, habitante de la urbanización el Silo.

Este fue otro de los sectores en donde la naturaleza arremetió anoche y que dejó numerosas familias damnificadas. “No hay palabras para explicar esto, miren ustedes todo en la calle: sillas, electrodomésticos, camas, colchones, televisores, en fin… y todo fue en cuestión de minutos”, explicó otro habitante perjudicado.

Las familias de el Silo permanecieron todo el día sacando lodo, limpiando lo poco que les quedó y esperando ayuda por parte del Estado municipal. Durante un buen rato se cerró la vía a Indumil para que el dragado del río en ese sector se realizara sin contratiempos, y hacia las 3:30 p.m se hizo presente un vactor del acueducto para destapar alcantarillas y contribuir con la limpieza.

Los habitantes de esta urbanización recordaron que aquí vivió el alcalde Ernesto Martínez y le hicieron un llamado urgente para que desde el municipio se ejecute una solución pronta al problema de inundación que padecen cada vez que el río Soacha eleva su caudal.

Si bien es cierto que las autoridades están en máxima alerta y que durante el día se estuvo trabajando en la limpieza del río Soacha, recogiendo lodo y sedimentación, al igual que sobre la quebrada Tibanica, la amenaza sigue latente, inclusive hoy en las horas de la tarde subió de nuevo el nivel de las aguas debido a la lluvia que cayó sobre el territorio municipal.