Un desfile con ingeniosas propuestas donde reinó la utilización de materiales reciclables fue el que protagonizaron los pequeños del barrio La Inmaculada en la celebración del día del niño.


La Administración Municipal y la primera Dama Lida Mireya Castañera, como gestora de los proyectos sociales, ofrecieron a los menores del barrio una fiesta de Halloween con un concurso de disfraces.

Acompañados de sus familiares, los niños del lugar disfrutaron de una fiesta donde mostraron sus propuestas realizadas con materiales reciclados. También dieron muestra de algunos objetos con que adornaron sus vestidos, hechos con cartón, latas, plásticos y papel reutilizado.

El programa “Desayunos Infantiles” ofreció un desayuno con complementos nutricionales donde los menores adquieren hábitos para disfrutar una alimentación sana y balanceada.