Aunque los ciudadanos de Soacha se siguen quejando de los elevados casos de inseguridad en las calles de la ciudad, lo que todos desconocen es la elevada inversión que el municipio hizo para dotar de los elementos necesarios a la Policía. Las autoridades aseguran que el 2015 será el año de los resultados.


El secretario de Gobierno, Óscar Giovanni Ramírez, hizo un balance de lo que el municipio invirtió en temas como la seguridad, el espacio público y el reforzamiento al cuerpo oficial de bomberos.

Dr. Giovanni, ¿cuáles son los resultados más importantes en materia de seguridad durante este 2014?

Logramos materializar y entregar instrumentos a la policía dentro del Plan Nacional de Vigilancia por cuadrantes que nos permitió llegar a 49 cuadrantes, por lo tanto era necesario dotarlos de elementos que nos permitieran crecer en este sentido. Hicimos una primera compra de 52 motos nuevas DR200 Suzuki y al final de año adquirimos 30 motos más y 2 cuatrimotos para el tema de los cuadrantes rurales; compramos inicialmente 9 camionetas Duster que hoy son patrullas autónomas con sistema de video vigilancia y comunicación satelital al comando y luego compramos 4 más. Así mismo entregamos 3 camionetas, dos Renault Logan y dos motocicletas al Ejército, y al CTI, que es el ente que realiza las investigaciones, lo dotamos de tres camionetas 4×4 y les compramos dos motocicletas para su fortalecimiento.

Pero entiendo que esos vehículos vienen dotados con elementos tecnológicos, ¿es así?

Las camionetas Duster vienen con seis cámaras, dos en la parte de arriba, dos adelante y dos donde va la persona capturada; transmiten vía 4G al comando en tiempo real, es decir van viendo por dónde se desplaza la patrulla, pero además tienen un sistema de identificación de placas y sistema morfológico, lo que permite que si la patrulla va andando y ve un vehículo robado, inmediatamente lo identifica y los agentes pueden proceder a la captura. Al interior tiene un sistema morfológico para las personas que van dentro del vehículo con el fin de detectar en un cruce de bases de datos si tienen rasgos con algunas de las personas que han sido capturadas en otros eventos, y trae un computador interno que facilita la comunicación en tiempo real para consulta de antecedentes.

En cuanto a instalación de cámaras de seguridad, ¿cómo terminamos el 2014?

Nosotros vamos a terminar el gobierno con 223 cámaras. Aprobamos un proyecto con FONSECON para 45 cámaras y tenemos 39 más aprobadas por FEDEMUNICIPIOS para un total de 223. Soacha se constituye como uno de los proyectos de video vigilancia más grandes del país por metro cuadrado, es decir tenemos todos nuestros barrios con cámaras, si usted camina por la ciudad encuentra cámaras en cada esquina, lo ideal es que tripliquemos estos aparatos, pero de acuerdo a la apuesta del gobierno, ya vamos a llegar al 100% de lo que el plan de desarrollo había trazado en materia de comunicaciones.

Otro de los temas es el observatorio del delito o estrategia Google. ¿Cómo funciona y qué alcances tiene?

Lo que hicimos fue generar una doble vía de crecimiento al proyecto de cámaras. Por un lado que creciera el proyecto de las 223 cámaras sobre el territorio, pero quisimos aliarnos con los ciudadanos, entendidos éstos como los conjuntos residenciales, los centros comerciales y las juntas de acción comunal para que cada uno pueda instalar su cámara hacia afuera y convertirla en la red de cámaras comunitarias con el fin de poder comunicarlas al comando central, es decir cada ciudadano que quiera puede colgar su cámara, nos da la dirección IP y una autorización, y nosotros visualizamos desde policía. Las primeras que lanzamos fueron las 120 de educación que estaban sueltas, hoy ya las tenemos enlazadas al tema de Google, y la policía podrá comenzar a visualizarlas, además los ciudadanos podrán contar con aplicativo móvil para su teléfono con el fin de que puedan tomar fotos si ven una olla, por ejemplo; eso nos da el lugar exacto desde donde se envía geoposicionado, además esto nos permite saber dónde está la policía en tiempo real, obviamente quien lo sabrá es el alcalde y el coronel Rojas, pero sin duda nos permitirá mayor control para saber si los cuadrantes llegan y responden las quejas de la ciudadana.

¿Qué papel juega el video Wall que se compró y qué hace el personal de seguimiento?

El programa lo que tiene es información, pero la información no sirve de nada si no tenemos dónde analizarla y quién la analice, entonces contamos con un equipo de gente analizando esa información para poder direccionar política pública. Además a cada estación de policía le instalamos un televisor touch para que en la segunda fase puedan visualizar esos datos, también instalamos un video Wall de 5 metros de largo por 2 de ancho en el comando de policía, que lo que permite es la visualización de todo el sistema municipal de alertas y alarmas, pero además es una sala estratégica que permite que la policía pueda tomar decisiones y hacer presentaciones al señor alcalde, es decir es toda una sala de estrategia al nivel de las grandes ciudades, una sala tal y como ustedes la ven en muchas fotografías, o que se veía solamente en las películas, hoy Soacha cuenta con una de ellas para direccionar toda la política pública en materia de seguridad.

Pasemos ahora al tema de alarmas comunitarias. ¿Cómo va el proceso de instalación en los barrios?

Ya tenemos sobre el territorio 153 alarmas instaladas. Este año instalamos 140, más las que habíamos instalado los años anteriores; tengamos en cuenta que no es una alarma normal, sino que esta enlazada al comando; cuando suena la vemos sobre el mismo mapa, la misma sala y se direcciona el servicio de policía y nos queda un caso en el 123, es decir nosotros no hacemos ningún evento en seguridad que esté desarticulado, es una alarma comunitaria pero enlazada al mismo sistema porque si se activa se ve en el comando, envía un pulso y la sala de radios inmediatamente se entera de que hay un llamado y puede direccionar el servicio de cuadrantes.

Con todo lo que usted nos ha contado, ¿podemos decir que la Policía en Soacha cuenta con todos los elementos y herramientas para que preste un servicio eficiente?

Sí, cuentan con todos los elementos tecnológicos, claro que tenemos que avanzar un poco el año entrante con elementos como los chalecos antibalas para intervenir en algunos sectores muy difíciles donde le disparan a nuestros policías, pero en dotación de vehículos y en temas tecnológicos tienen toda la garantía. Además les hemos dado cerca de 1.000 millones de pesos al año en gasolina, les hemos entregado cerca de 215 millones para que mantengan sus carros, es decir, en solo mantenimiento la policía ha recibido 1.215 millones, más todos los elementos nuevos que tenemos, pero en sostener todo ese programa nos hemos gastado 1.215 millones, más un canal de banda ancha dedicado de 5 gigas que le instalamos al centro del comando para que las cámaras que tenemos ahí vía internet puedan visualizarse en cualquier rincón del país.

Salgámonos un poquito del tema de seguridad y pasemos por ejemplo a Bomberos. Entiendo que se va a construir una gran estación en la calle 22. ¿De qué se trata?

Con bomberos hay dos cosas importantes. La primera, este año le dimos dotación por cerca de 200 millones de pesos con equipos de batefuegos, maquinaria, palas y motobombas, lo hicimos en conjunto con la secretaria de planeación, pero sumado a eso hay que resaltar la labor tan loable que hacen los bomberos en esta ciudad y lo que se quiso por parte del señor alcalde fue crear una estación por un valor de 3.000 millones de pesos que va a funcionar en el lote de la 22 al frente del antiguo matadero y que se adjudicó el pasado martes 30 de diciembre. Lo ideal es que podamos construirlo en un término de 12 meses para que bomberos de Soacha, que es el segundo cuerpo oficial de bomberos del departamento, cuente con una estación y un equipamiento de primer nivel para garantizar la seguridad en el tema de incendios e inundaciones, y por eso necesitamos una estación de bomberos lo suficientemente fuerte.

Un tema sensible es el espacio público. ¿Cómo va la recuperación y qué va a pasar finalmente con la calle 13?

Los retos son muchos, no podemos solucionar un problema que es económico por la fuerza, lo que tenemos que hacer es control sobre las zonas para que no las invadan, como lo hemos hecho sobre la séptima y el parque, y avanzar en el plan de reubicación. Ya fue adjudicado el contrato de la reubicación de San Mateo, esperamos que esté construido antes de la mitad del año siguiente para poder reubicar la 13, San Mateo y Quintanares, y de esa forma poder liberar estos espacios.

Para mantener libre el espacio público se necesitan policías, pero entiendo que el municipio se reforzó con bachilleres. ¿Cuántos se trajeron y qué implica mantenerlos?

En lo que va del año contratamos 200 auxiliares bachilleres para seguridad de puentes, espacio público, actividades de colegios, programa DARE y de esos tenemos destinados 30 para espacio público, pero también nos han apoyado 120 auxiliares regulares con los que el año entrante aspiramos a lanzar un programa de seguridad perimetral, ellos nos han apoyado este diciembre en la recuperación de la séptima y parque, y son 120 muchachos que nos están acompañando, la idea el año entrante es tener un proyecto que ha venido avanzando, como se ha hecho en la comuna dos, y es poner carpas en diferentes lugares del municipio con policía regular, no para que haga la labor del cuadrante sino para que en zonas críticas preste seguridad perimetral, es decir puedan desplazarse caminando sobre un rango territorial, haciendo disuasión y hablando con la gente porque estos auxiliares regulares están armados, entonces nos sirven para que el cuadrante haga su labor propia, pero además hagan disuasión en diferentes partes del municipio.

¿Cuánto le vale al municipio tener estos bachilleres?

Los auxiliares bachilleres cuestan al año alrededor de 600 millones de pesos, pero los regulares valen el doble, es decir 1.200 millones de pesos al año, la diferencia es que prestan el servicio por 18 meses y están armados.

Hay una buena noticia que tiene que ver con la reducción de los homicidios en Soacha. ¿En qué consiste?

Es una cifra muy importante, aunque debemos esperar que termine el año (La entrevista se hizo el día 29 de diciembre), la idea es poder terminar de una forma muy efectiva. Tenemos menos 31 homicidios, eso nos puede arrojar una reducción del 20% en homicidios, que es una cifra histórica porque Soacha desde hace 10 años venía terminando con cifras pares, es decir, o por muy poquitos o perdiendo la estadística, o la terminaba empatada; esta es la única vez que tenemos una cifra significativa en los últimos años, es muy importante porque implica que en el tema de convivencia hemos mejorado, hay menos homicidios por convivencia, pero también en el tema de control de zonas donde se nos presentaba mucho homicidio como Cazuca, al igual que en las comunas uno y tres, y eso nos ha permitido controlar el fenómeno.

Bueno, y para terminar, ¿qué le quiere decir a los soachunos en este fin y comienzo de año?

Siempre mensajes de esperanza y optimismo, nosotros siempre trabajamos para que nos vaya muy bien. Tenemos apuestas muy grandes todavía, muchos retos por consolidar, pero sentimos que nos va bien en la medida que recorremos la ruta que nos hemos trazado y sobre esa ruta tenemos los resultados que nos hemos propuesto. Siempre necesitamos más, siempre la plata es poca, siempre necesitamos más esfuerzos de todos, de los ciudadanos, de la policía, de la administración, pero de acuerdo a la ruta que nos hemos trazado, vamos en el camino correcto en materia de seguridad.