La policía de Soacha llegó a una vivienda donde al parecer se estaba realizando una fiesta ilegal con menores de edad; en el lugar se estaría distribuyendo marihuana.

Al interior de una vivienda en Soacha se encontraron 30 personas de las cuales 13 eran menores de edad, los integrantes de la fiesta estarían comprando cigarrillos de marihuana.

Por su parte, el coronel Juan Carlos Ramírez, comandante de la Policía de Soacha, indicó que «como resultado de esta actividad operacional, se hicieron efectivas dos capturas, de dos sujetos, a quienes se les incautó más de 300 cigarrillos de marihuana«.

Este tipo de chiquiticas son muy comunes en los centro más poblados del país y la nueva modalidad es que se distribuye alcohol de desconocida procedencia y también estupefacientes.

Las autoridades manifiestan que es importante que los vecinos denuncien este tipo de fiestas ilegales.