Las primeras gotas de lluvia cayeron a las 6 de la tarde, acompañadas de fuertes relámpagos que paralizaron a los habitantes del municipio de Soacha durante 2 horas.


La angustia se apoderó de los residentes del barrio Olivares cuando se desbordó el caño de aguas negras, que creció alrededor de 80 cm aproximadamente dañando electrodomésticos, colchones, camas, cobijas y demás implementos necesarios para llevar una vida digna.

A las 9:00 p.m. bajó el nivel de las inundaciones en el barrio León XIII de la comuna tres, lo cual permitió que los habitantes de los sectores de Olivos, Pablo VI, Olivares y Ocales cruzaran las calles. El desbordamiento de la quebrada Tibanica produjo un monumental trancón en la Autopista Sur a la altura del barrio Rincón de Santafé, afectando a los pasajeros quienes decidieron bajarse del transporte público intentando llegar a sus casas después de una larga caminata.

El jueves 8 de julio del 2010, María Elsa Padilla, cogestora social de la Red Juntos de la comuna seis, llegó a la oficina a las 9:30 a.m. con una mirada ausente y una inmensa tristeza después de ver a sus familias de la Red Juntos del barrio Llano Grande sacando el agua de sus casas, con los muebles mojados y las camas llenas de lodo y barro. “Ellos lo perdieron todo” repetía con lágrimas en sus ojos.

perico-2.jpgEsa mañana todos los cogestores sociales del municipio pararon sus habituales visitas en Línea Base y Plan Familiar para darle prioridad a los damnificados por el invierno que afectó a los barrios Llano Grande, el Cardal, la Florida I y II, el Paraíso, la Pradera, el Satélite, el Silo, la Fragua, Eugenio Díaz, Olivares y La María.

Armados de valor y tenacidad, los cogestores sociales de las comunas uno, dos, tres y seis empezaron el censo logrando identificar familias, habitantes del municipio de Soacha y las que son noche.jpgbeneficiarias de la Red Juntos, estableciendo como prioridad a todas aquellas que perdieron sus provisiones alimentarias, muebles, documentos y enseres. La presencia de los cogestores se convirtió en una voz de aliento y de ánimo en representación de la administración municipal, tomando información de las necesidades más prioritarias a fin de consolidar estos datos y poder sugerir ayudas; al mismo tiempo se inició el proceso de sistematización, el cual se envió de forma inmediata a través del correo electrónico a la coordinadora local de la Red Juntos, Alba Lucia Gutiérrez.

En la noche no valieron los rezos y las suplicas al cielo para que no cayera otro aguacero; sin embargo el pueblo soachuno vivió de nuevo zozobra y desolación. Por segunda vez en menos de una semana el río Soacha se desbordó afectando a las familias que están ubicadas a sus orillas. El alcalde José Ernesto Martínez Tarquino y el gobernador de Cundinamarca Andrés González declararon la alerta naranja en todo el territorio, después de hacer un recorrido por las zonas afectadas.

El viernes 9 de julio, estuvieron los cogestores y las coordinadoras locales Alba Lucía Gutiérrez y Mariela Rodríguez contando las ayudas humanitarias en el Coliseo General Santander, organizando los mercados, seleccionando la ropa por talla y género durante todo el día. A Gina Ariza de la comuna uno, le impactó que sus familias no tenían nada, ni siquiera un plato de comida, porque todo lo habían perdido, en especial las madres cabezas de hogar con niños menores de edad.

Los cogestores sociales Mildred Sosa, Martin Sánchez y Roberto Fuentes, iniciaron el recorrido en el barrio Valles de Santa Ana que se encontraba inundado, pero únicamente 18 familias tuvieron pérdidas materiales y 10 pertenecían a la estrategia Juntos. En el barrio Ducales II, sector conocido como Villa Carola, las casas flotaban entre tablas de madera sobre el Humedal Terrablanca.

Por su parte, Claudia López, profesional de la comuna tres, entregó en físico y en medio magnético el censo adelantado por la Red Juntos en esa comuna al CLOPAD y únicamente la Defensa Civil verificó algunas familias afectadas.

El sábado, los funcionarios de la alcaldía que recibieron el censo adelantado por los cogestores en el municipio desde el jueves anterior, no encontraron los listados a la hora de entregar las ayudas. Cuando los localizaron empezaba a caer la noche, así que la Red priorizó las ayudas en la comuna seis (barrio Llano Grande) y en la comuna cuatro (barrio Ciudadela Sucre), con la colaboración de los cogestores que se quedaron hasta las 10:30 p.m. y otros hasta las 12:30 de la madrugada, realizando el acompañamiento a la Delegada Municipal quien estaba realizando la entrega de los kids básicos de emergencia para las familias afectadas en esta parte del territorio.

El domingo 11 de julio, Red Juntos, Policía Nacional, Defensa Civil y funcionarios de la Alcaldía entregaron ayudas a 34 familias vulnerables que estaban en riesgo a las orillas del caño del barrio Olivares, en especial aquellas familias con gran cantidad de niños, madres gestantes, ancianos y personas discapacitadas como Miguel Riaño que tiene una niña con Síndrome de Dawn y Ana Marcela Alvarado quien está en estado de embarazo, entre otros.

Los días pasan, la lluvia cae esporádicamente en la mañana o en horas de la tarde, mientras que las familias esperan que les brinden una solución definitiva en temporada invernal. Ahora la estrategia Juntos en compañía de Acción Social, gestiona un auxilio para todas las familias de la Red, después de una emergencia que fue liderada por los cogestores que censaron a más de 150 personas en el municipio de Soacha.

Por: Claudia Elizabeth Martínez

Cogestora social Red Juntos