David Stiven y Yeiron Miguel Camacho Vanegas, dos hermanos enfermeros que trabajaban en ambulancias, perdieron la vida cuando una tractomula los arrolló en Bogotá.

Los hermanos Camacho Vanegas salvaban vidas, eran admirados y muy queridos por lo que hacían, pero el domingo en la mañana un fatal accidente en la avenida Villavicencio, a la altura de Madelena en Bogotá, acabó con la vida de los dos.

David Stiven y Yeiron Miguel se desplazaban el domingo en la mañana por este sector de Bogotá en su motocicleta, cuando el conductor de una tractomula los atropelló, al parecer sin darse cuenta por las condiciones climáticas de esa hora en la capital.

Los dos auxiliares de enfermería, de 29 y 34 años, y que trabajaban en ambulancias, murieron arrollados en la madrugada del domingo 6 de febrero.

En contexto: Fiscalía se pronunció frente al caso de acoso sexual y laboral en Koaj

Ambos trabajaban con el equipo de Atención Prehospitalaria de la Subred Sur E.S.E. del Distrito, entidad que lamentó la tragedia y extendió las condolencias a sus amigos y familiares.

Igualmente, en redes sociales hubo gran reacción de amigos y allegados por la temprana partida de los dos auxiliares de enfermería.

“Nunca vi unos hermanos más unidos que ustedes dos, van hacer falta, se fueron muy rápido y de una forma tan inesperada; ya por fin se encontrarán con su mamita… Siempre los llevaré en mis oraciones y en mi corazón… Buen viaje”, escribió Daniel León en su cuenta de Facebook.

Foto: Facebook Daniel León