Con seguetas, macetas e incluso restos de ladrillos, la delincuencia que se apoderó de este escenario deportivo está destruyendo paulatinamente el que hasta hace unos años era quizás el mejor espacio para la práctica del deporte extremo en Soacha, y que ahora se ha convertido en un refugio del hampa.


cagua-3.jpg

Hace unos meses Periodismo Público.com acompañó a la comunidad de La Isla en una denuncia pública en la que se dio a conocer la delicada situación que se vivía en ese entonces dentro y en los alrededores de la rampa, que había sido tomada por la delincuencia, convirtiéndose en un foco de inseguridad y en un inmenso riesgo para la comunidad residente en el sector.

La situación actual de la rampa muestra el abandono e inmenso estado de destrucción en que se encuentra, teniendo en cuenta que prácticamente lo único que queda en pie son las ruinas de lo que han dejado los desadaptados que se apoderaron del sitio, para utilizarlo como centro de consumo de drogas, lugar de encuentros sexuales, escondite de objetos robados y centro de planeación de actividades delincuenciales, sin dejar atrás el basurero que se encuentra en su interior, y el robo constante de elementos como ladrillos y rejas.

Los siguientes son los testimonios de la comunidad de La Isla, que por motivos de seguridad pidió la reserva de su identidad:

“A la rampa llegan varias personas a la madrugada a acabar todo lo que hay dentro de ella, a romper vidrios y esperar a ver a quién pueden atracar. El sábado por la mañana estaban cortando las mallas de la rampa con una segueta, pero a pesar de que los vecinos pusieron a sonar la alarma, la Policía no llegó a ver qué estaba pasando. Prácticamente eso se convirtió en un refugio de delincuentes, porque de escenario deportivo ya no hay nada”, explicó una habitante de Compartir La Isla.

“La situación es difícil, nosotros los vecinos no podemos hacer nada porque esas personas nos rompen los vidrios, nos insultan y nos agreden. Este lugar se convirtió en un foco de inseguridad, pero desafortunadamente no se puede hacer mucho porque se trata de menores de edad. Tenemos entendido que la rampa se va a demoler, porque cuando denunciamos esto anteriormente la situación no era tan complicada como ahora, las cosas han empeorado mucho. Es necesario demoler la rampa para reconstruirla con las condiciones en que debe estar, pues desde el principio quedó mal construida”, agregó otra habitante de La Isla.

“Uno puede salir a las 6:00 o 6:30 pm, a esa hora encuentra grupos de muchachos en la rampa consumiendo vicio y otras sustancias. Por prudencia y seguridad no les decimos nada, porque de pronto ellos pueden tomar represalias contra nosotros. La verdad es que a veces nos da miedo salir y pasar por la rampa, este lugar permanece lleno de viciosos y delincuentes, y lo peor es que no son personas que vivan en el barrio, sino que provienen de otros lugares de la comuna”, manifestó una residente de La Isla.

La petición de la comunidad es una sola: demoler la rampa por completo para erradicar el problema que tienen desde hace varios meses de manera definitiva, buscando que en un corto o mediano plazo se pueda reconstruir el escenario, o hacer otro completamente diferente, a fin de atender la demanda de decenas de jóvenes del sector y de otros lugares de Soacha, e incluso de Bogotá.

Al respecto, Raúl Pico, Subdirector del IMRDS, quien ha asumido el tema de la rampa de Compartir La Isla, manifestó que luego de la reunión reunión realizada con los líderes comunales en el marco de la socialización del Plan de Desarrollo en la comuna uno, se llegaron a diferentes compromisos relacionados con la problemática en mención:

«La comunidad manifestaba que la rampa ha generado algunos inconvenientes de inseguridad en el sector, razón por la cual solicitó su demolición. En este momento el Instituto ya ofició a la Secretaría de Planeación para todo lo correspondiente a la viabilidad urbanística y ambiental, para que una vez tengamos ese visto bueno, podamos proceder a la demolición de la rampa. Para este año la meta es por lo menos demoler la rampa, pues tuvimos una mesa de trabajo con algunos jóvenes que practican este deporte extremo, y la idea es que a partir del próximo año se proyecte la construcción de un Skate Park con toda la reglamentación y todas las condiciones que demanda este tipo de escenarios deportivos»expresó Pico.

El documento mencionado por el Subdirector del IMRDS, fue remitido al Secretario de Planeación Orlando Ramírez el pasado 16 de agosto de 2012, en él textualmente se dice:

«Solicito a su despacho indique cuáles serían las actuaciones a seguir para realizar la demolición de la mencionada rampa. De igual manera solicitar la viabilidad urbanística y ambiental, con el propósito de formular estudios técnicos y diseños, para posteriormente formular la construcción, adecuación y mantenimiento del parque en este cuatrienio».