Una obra inconclusa de alcantarillado de aguas residuales entre León XIII tercer sector y Pablo VI fue la responsable de la inundación de varias casas de este último barrio de la comuna tres de Soacha, en la noche del pasado viernes.


calles-de-soacha.1.jpg

Así lo aseguraron los vecinos del sector, argumentando que en los años que llevan viviendo es la primera vez que el agua interrumpe la tranquilidad en varias casas, especialmente del barrio Pablo VI.

Nydia Cortés, secretaria de la Junta de Acción Comunal, aseguró que el problema se comenzó a presentar desde hace aproximadamente nueve meses, tiempo que coincide con el inicio de las obras de alcantarillado sobre la calle 2A entre Trv. 14A y 15.

«Desafortunadamente desde que comenzaron las obras de alcantarillado del barrio León XIII tercer sector llueve un poquito y nos inundamos, es terrible, y así le pasa a la mayoría de la gente que vive sobre la transversal 14A hacia abajo. Llevo 22 años y hasta ahora es que se presentan estas inundaciones, así llueva un poquito, el agua se nos entra».

Carmen Vallejo, habitante del barrio manifestó que con el aguacero del viernes el agua se rebosó por los sifones, se metió a las piezas y acabó con todo. «Antes no ocurría, ahora la mayoría de los vecinos nos inundamos, el agua se rebota por el baño y anoche fue catastrófico. Yo vivo hace nueve años y nunca había pasado, cuando más se alcanzaba a meter el agua al garaje pero no como ahora», agregó.

La versión también fue corroborada por el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Pablo VI, Omar Díaz, quien aseguró que los desbordamientos se deben primero al fuerte invierno, a la no canalización de Río Claro, pero en especial a los trabajos que adelanta la alcaldía de Soacha, a través de la Secretaría de Infraestructura. «Hicieron una obra de alcantarillado de aguas residuales en Olivares y ahora están haciendo una en el León XIII tercer sector, y eso es lo que nos ha generado este caos, una obra que lleva nueve meses y no la han terminado», manifestó.

El presidente aseguró que lleva viviendo 20 años en el barrio y nunca se habían presentado inundaciones, al tiempo que criticó un trabajo similar que se hizo en el sector de los Olivares.

Finalmente y como para acabar de completar la irresponsabilidad de quienes adelantan la obra, Díaz comunicó que en una reunión realizada el pasado miércoles 11 de mayo, entre el contratista, el interventor, la secretaria de Infraestructura y algunos miembros de la comunidad, se informó que los trabajos tenían que pararse por un mes debido a la falta de un sitio para depositar los escombros.

Y como si fuera poco, la comunidad de Pablo VI denunció que durante el desarrollo de la obra se han dejado escombros y residuos que generan inseguridad, proliferación de ratas y empozamiento de agua, causando enfermedades a la población infantil, especialmente.

Ver también: 4157