Son varios los hechos y elementos a tener en cuenta a la hora de liquidar el impuesto predial unificado. Los dos principales componentes son el avalúo catastral, el cual es realizado por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi – IGAC, y la tarifa, que para el caso de Soacha es fijada por el Concejo Municipal.


Además, para liquidar el impuesto predial se deben tener en cuenta varios elementos:

Un hecho generador, es decir, poseer una propiedad inmueble; un sujeto pasivo que equivale al dueño del inmueble; un sujeto activo, que es la entidad territorial; la base gravable o avalúo catastral, y una tarifa, la cual es establecida mediante acuerdo por el concejo.

En Soacha, el concejo municipal aprobó el acuerdo 39 de 2012 mediante el cual se fijó como tarifa para el pago del impuesto predial el 5 por mil, teniendo en cuenta que el avalúo es fijado por el IGAC, comúnmente conocido como Catastro.

Pero para que Catastro realice los avalúos, se deben tener en cuenta dos aspectos: El terreno y la construcción. El valor del terreno depende del tipo de suelo, es decir, si es rural o urbano, mientras que en la construcción hay que determinar si es habitacional, comercial o industrial.

Pero las grandes extensiones hay que fraccionarlas y para que los predios entren a la base catastral, lo primero que se debe hacer es dividir el terreno en unidades, y es la constructora la que debe reportar a Catastro y hacer la solicitud de desenglobe para que cada predio tenga su cédula catastral. El siguiente proceso es incorporar las construcciones.

Posteriormente Catastro emite una resolución, que puede ser puntual para cada predio o para el conjunto, la cual viene acompañada de un archivo plano que se remite a la Secretaría de Hacienda y luego se carga al sistema para aplicar las tarifas.

Lo anterior significa que no es el municipio el que determina el impuesto predial, porque las tarifas dependen de unos rangos establecidos en la Ley 1450 y el avalúo de los predios para liquidar dicha contribución lo realiza el IGAC, como autoridad catastral.

En el caso de los nuevos desarrollos urbanísticos o proyectos de vivienda, la misma ley 1450 de 2011 abrió la posibilidad para que Catastro y los mismos municipios propendan por la actualización permanente, que es justo lo que emprendió el municipio en mayo pasado y que apenas termina por estos días para incorporar a la base de la Secretaría de Hacienda 13 mil nuevos predios.

Como se explicó en el anterior informe, los predios de la mayor parte de los proyectos de vivienda de Soacha aparecen aún como suelo rural y sin que se hayan incorporado las construcciones, razón por la cual el impuesto que pagan sus propietarios es demasiado bajo.

Una de las dificultades que se presentó a la hora de incorporar los predios a la base del municipio fue el Número Único Catastral, el cual se ha venido manejando de 15 dígitos por bloques (00-00-0014-1108-903). El problema para Soacha es que la parte donde aparece el número de predios sólo contaba con cuatro espacios, es decir, que únicamente se podían incorporar 10 mil predios en un solo proyecto; en este caso no aplicaría para Ciudad Verde, Maiporé y todos los que superen las diez mil viviendas.

“Este fue el primer inconveniente, cuando llegamos al 9999 no podíamos seguir expidiendo cédulas catastrales. Para el caso de Ciudad Verde una solución temporal fue dividirla por veredas de máximo 10 mil predios; ahora necesitamos cerrar el sistema para implementar el nuevo modelo, que manejará 30 dígitos y comenzará a regir a partir del 7 de enero de 2014”, explicó el Secretario de Hacienda David Ortiz.

Esta difícil tarea de aplicar la ley continúa, al tiempo que facilita el camino para que la cifra de recaudo por recursos propios aumente en el municipio y así se puedan generar obras de desarrollo y bienestar para los habitantes de la ciudad.