Las medidas de Petro que ha tumbado Peñalosa

El alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, lleva poco más de dos meses en su cargo y ya ha tomado varias decisiones para lograr una “Bogotá Mejor para Todos”


Decisiones relacionadas con la movilidad, la convivencia, la seguridad, entre otros, buscan mejorar la calidad de vida de los bogotanos. Sin embargo, algunas de ellas han implicado “tumbar” aquello que fue hecho por la administración anterior. Le contamos de cuáles se trata.

1. Rumba hasta las 5:00 a.m.

Mala noticia para los rumberos. Precisamente este martes La Alcaldía de Bogotá derogó el decreto de la rumba extendida en Bogotá, que había sido implementado por la administración de Gustavo Petro en el 2014.

La decisión fue tomada por el incremento en las riñas por embriaguez, así como la venta y consumo de sustancias psicoactivas, por lo que la medida quedó suspendida temporalmente.

El subsecretario de Seguridad, Daniel Mejía dijo que se están llevando a cabo mesas de trabajo con comerciantes y gremios de Asobares para ver si hay un compromiso claro que permita que vuelva la rumba extendida en algunos sectores.

2. Decreto de las alturas

Como lo había prometido en campaña y había confirmado días después de posesionarse, en una decisión que no ha logrado esquivar la polémica, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, derogó el decreto 562 que había expedido Gustavo Petro y que regulaba la construcción de edificios altos en Bogotá.

“Este decreto permitía que se hicieran edificios de este tipo en zonas de la ciudad donde no había ni los tubos suficientes, ni las vías suficientes, ni los espacios verdes suficientes. En una calle de barrio cualquiera permitía que se construyeran edificios de hasta 20 pisos, lo que termina deteriorando la calidad de vida de la gente”, explicó Peñalosa.

3. Eliminar el doble sentido de la Carrera 11

Peñalosa anunció, durante sus primeros días de Gobierno, que expertos revisarían la medida, la cual siempre fue calificada como “una mala idea”.

Y así fue, a partir del 4 de febrero la carrera 11 volvió a quedar en un solo sentido, según lo dado a conocer por el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, quien además aseguró que la medida solo va a aplicar entre las calles 72 y 100.

La carrera 11 tendrá una cicloruta en el separador central de 2,5 metros en la calzada oriental y se eliminará la cicloruta del andén para darle espacio a los peatones.

La acción, que había sido tomada por el gobierno de Gustavo Petro, representó un problema para la movilidad de quienes viven o trabajan en el sector, quienes no dudaron en hacer notar su inconformidad sobre el tema.

4. El metro

Este tema ha sido polémico, incluso desde antes que Peñalosa llegara al Palacio de Liévano, ya que siempre dijo que, contrario a los estudios realizados por la administración Petro que ponían como mejor opción un metro subterráneo, consideraba que era más efectivo y económico uno elevado.

Hace tan solo unas semanas anunció que la licitación se abrirá a comienzos del próximo año y el proceso para arrancar la obra sería en el 2018, iniciando operaciones en el 2022.

“No habría ninguna posibilidad de hacerlo todo subterráneo con los recursos que están asignados hasta hoy, porque con el incremento del valor del dólar estaríamos lejos de tener los recursos necesarios para cubrir un metro subterráneo. Esto, sin tener en cuenta los riesgos de sobrecostos de hacer un metro de este tipo”, sostuvo el Alcalde.

5. TransMilenio por la Boyacá

La licitación para la construcción del Transmilenio por la Avenida Boyacá, la cual fue abierta por la administración Petro el último día de su gobierno, fue suspendida por el IDU el pasado mes de enero.

La razón es que no había una coordinación eficiente con las empresas de servicios públicos y otros aspectos relacionados con el proceso que no han sido contestadas.

El IDU informó que cuando se revisen los puntos que generan la indecisión, se retomará el proceso y habrá un nuevo cronograma para realizar la licitación.

Por su parte, la administración, Bogotá para todos, ha manifestado en varias ocasiones que hay muchas dudas en cuanto a los estudios y diseños del Transmilenio por la Boyacá, ya que fueron elaborados por funcionarios del IDU y no se realizó una licitación mediante una empresa privada especializada en el tema.

Fuente: Publimetro.co