Lo que comenzó como un ensayo para las autoridades, ahora se convirtió en una costumbre que, incluso, se aplica todos los domingos sin importar si el tráfico es elevado o normal. Cada fin de semana cientos de carros transitan por el carril de Transmilenio, sin tener en cuenta que el mantenimiento de las losas le corresponde al municipio de Soacha.


Para poder utilizar la calzada exclusiva los días domingos y festivos, es necesario que la medida se autorice en una mesa donde participa Transmilenio, la gobernación, la ANI, la Policía y el municipio de Soacha.

En el gobierno del exalcalde Juan Carlos Nemocón poco y nada se hizo para evitar que la policía siguiera manejando a su antojo la autopista sur, incluyendo la calzada exclusiva del sistema. Precisamente fue en el pasado cuatrienio donde el municipio autorizó que el tráfico mixto transitara sobre las losas de Transmilenio, sin importar que cuando se deterioren es el mismo presupuesto de Soacha el que se ve afectado.

La primera vez que se ocupó la calzada exclusiva con tráfico mixto fue el día domingo 5 de enero de 2014, gracias a un acuerdo entre la Gobernación de Cundinamarca, Transmilenio, la Policía y el visto bueno de la Alcaldía de Soacha. Ese día, el entonces Brigadier General Carlos Mena, Director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional para la época, aseguró que la decisión se concertó con las autoridades de tránsito y transporte del Distrito, Transmilenio y las autoridades de Soacha.

Lo que en aquella ocasión se le dijo a los habitantes del municipio es que sería una medida temporal y que sólo se aplicaría para el puente de Reyes del año 2014. Sin embargo en el siguiente puente festivo y en la Semana Santa posterior, se volvió a habilitar la misma medida. Ahora lo peor para los intereses y la organización de la ciudad de Soacha, es que se volvió costumbre y a las autoridades no les bastó con invadir la troncal los festivos, sino que ahora se autoriza transitar todos los domingos.

Lo que la comunidad ignora es que en el gobierno de Jesús Ochoa se firmó un acuerdo para que el mantenimiento de las losas fuera a cargo del municipio, es decir, que Transmilenio usufructa el negocio, teniendo en cuenta que actualmente moviliza alrededor de 90 mil pasajeros diarios entre Soacha y Bogotá, y cuando el concreto se fracture o se deteriore, es al municipio al que le toca sacar dinero para arreglarlo.

“El problema es que la gente es muy pasiva y no estudiamos ni exigimos. No es posible que la troncal de Soacha sea la única por donde habilitan tráfico mixto y nadie diga nada. Quiera Dios que el nuevo alcalde se amarre los pantalones y se oponga a esta absurda medida”, explicó Antonio José Alvarado, residente en el sector de León XIII.

Este domingo 31 de enero no hubo grandes cantidades de vehículos por la autopista sur. Sin embargo el carril exclusivo estaba habilitado para tráfico mixto. “A mí me parece normal porque siempre con Soacha hacen lo que se les da la gana, pero lo más lamentable es que ni el alcalde ni los de la secretaría de movilidad hacen algo para impedirlo, ojalá el “profe” se ponga las pilas y entienda que esta medida perjudica los intereses de la ciudad”, aseguró Nubia Solórzano, habitante de San Mateo.

Lo cierto es que el privilegio es para los conductores y propietarios de vehículos de Bogotá, mientras que medidas como esta sólo atropellan a quienes residen en el municipio de Soacha.