Además, habrá puestos de control de la Policía, presencia de Ejército y activación del Puesto de Mando Unificado.

Con el fin de evitar que se presenten hechos de violencia o que alteren el orden público en el departamento y que lleguen a afectar el suministro de bienes y servicios, el gobernador Nicolás García Bustos, expidió el decreto No 251 en el que se establece la restricción de la movilidad de vehículos que transporten cilindros de gas, material de construcción y escombros, y las motos con parrillero, a partir de las 6 de la tarde del lunes 19 de julio y hasta las 5 de la mañana del miércoles 21.

También se determinó la prohibición del consumo de alcohol en espacios públicos y abiertos, así como en establecimientos comerciales, y se instó a los alcaldes municipales a activar los consejos de seguridad, en caso de presentarse alguna situación o hecho afecte el orden público de su jurisdicción.

De igual forma, se activó el Puesto de Mando Unificado departamental con el fin de atender alguna situación que así lo requiera.