En la antigua fábrica de ‘Aceites Angelita’ (cerca al sector de 3M) será construido este centro que albergará a cada uno de los niños y adolescentes que infrinjan la aplicación del ‘toque de queda’ que está vigente en Soacha desde el año 2008.


“Estamos coordinando con todas las secretarías del despacho una serie de trámites que deben hacerse para que nos entreguen el terreno lo antes posible con el fin de readecuarlo y adaptarlo para ponerlo en funcionamiento como un hogar de paso que servirá para dar cumplimiento al ‘toque de queda de menores’, pues el problema de inseguridad en Soacha se debe en gran parte a la estadía de menores de edad en las calles”, aseguró Antonio José Ardila, Secretario de Gobierno de Soacha.

El lugar estaría listo en un mes y en él serán acogidos a todos los menores de los perímetros urbano y rural de la población. Su ubicación estratégica permite a los padres de familia acudir más fácilmente a reclamar a sus hijos en caso de ser retenidos.

“La recomendación a los padres es que no abandonen a sus hijos, porque el problema nace en casa, no hay que echarle la culpa al colegio o las autoridades. Es cuestión de prevención, este es el ‘caldo de cultivo’ para los grupos armados ilegales y la delincuencia”, concluyó Ardila.