El Gobierno Nacional prometió apoyar al sistema  para que supere el déficit de $1.15 billones y pueda seguir operando, por eso tiene listos $733.976 millones para inyectárselos.

Luego de la pandemia y el vandalismo durante las protestas, los sistemas de transporte masivo del país quedaron al borde de la quiebra, y en el caso de Transmilenio el déficit superó el billón de pesos. La salvación fue acudir al endeudamiento y al apoyo del Gobierno Nacional para que asignara recursos con el fin de inyectárselos y no dejarlos morir.

En el caso de Bogotá, lo que dijo la alcaldía y la misma empresa Transmilenio, es que el déficit llegaba a 1.15 billones de pesos.

Esta semana se conoció que el Ministerio de Hacienda y Transmilenio firmaron un convenio de cofinanciación por 733.976 millones de pesos, plata que será desembolsada en enero próximo. Significa que el faltante estaría cerca de los 417.000 millones de pesos.

Ahora, Transmilenio prepara la cuenta de cobro definitiva, para que la nación le desembolse el dinero a comienzo de año.