Se lanzó una iniciativa que busca reconstruir las viviendas de las familias damnificadas del incendio en Soacha.

Tras el incendio ocurrido el pasado 2 de mayo en Brisas de las Arenas, aledaño al barrio Luis Carlos Galán tercer sector, en la comuna cuatro del municipio de Soacha, que dejó cuatro casas consumidas por las llamas y principalmente dos familias sin un lugar donde vivir, la comunidad se ha unido a la iniciativa que busca reconstruir las viviendas de estas personas.

Patricia Chaparro es la presidenta de la Junta de Acción Comunal de este barrio, y junto a la comunidad lidera la iniciativa que pretende recolectar los materiales necesarios para volver a levantar las casas en las que vivían las familias afectadas; para ello hace un llamado a la solidaridad por las familias damnificadas del incendio en Soacha, y pide a las personas que deseen unirse a esta causa, que hagan llegar las ayudas sin importar si el aporte es poco o mucho.

También leer: Incendio en Soacha deja sin hogar a una familia

Cabe resaltar que, aunque, Gestión de Riesgo visitó la zona y les llevó colchonetas y mercados a los damnificados, manifestó la presidenta que estas viviendas se encontraban construidas en zona de alto riesgo y el barrio actualmente no se encuentra legalizado, lo que ha dificultado que la administración municipal genere ayudas o pueda reubicar a los damnificados. 

De este modo, la comunidad se une con la intención de levantar un muro que evite que la montaña se continúe viniendo abajo y por medio del llamado a la solidaridad, recolectar materiales como tejas, ladrillos, arena, cemento y cualquier elemento con el que puedan aportar a la reconstrucción de las viviendas, que es la prioridad, ya que estas familias se encuentran sin un lugar donde vivir.

A cenizas quedaron reducidas las cuatro viviendas en Brisas de las Arenas

Por el momento, la familia Salas, una de las más afectadas, se encuentra alojada en una vivienda cercana y confía en que, por medio de la solidaridad, puedan volver a tener un hogar; para este padre de familia y vendedor ambulante, quien vivía en una de las casas destruidas por el fuego junto a sus hijos y nietos, y que, según expresaron a este medio, perdieron todas sus pertenencias, incluso hasta los documentos de identidad.

Finalmente, la presidenta del lugar hace un llamado para que las ayudas se entreguen a las personas verdaderamente afectadas, ya que, si bien la necesidad en el lugar es bastante, ajenos a los damnificados se están quedando con las ayudas que varias ONG han hecho llegar al lugar.

Si usted desea apoyar esta iniciativa, se puede comunicar con la presidenta de la JAC, Patricia Chaparro, al teléfono 314 397 7321, o directamente con Alfredo Salas al 316 444 6309, quien es uno de los afectados.