Grandes proyectos y metas ambiciosas fueron las que se plantearon en el Plan de Desarrollo ‘Bienestar social para todos 2012 – 2015’ en lo que tiene que ver con la Planeación y el ordenamiento territorial de la ciudad. Si bien es cierto se alcanzaron importantes logros que sobresalen en la gestión de esta secretaría, hay temas de gran envergadura que quedan en deuda al término del presente cuatrienio.


La actualización de la nomenclatura del municipio, la legalización de barrios, la elaboración del nuevo POT y las gestiones realizadas para el fomento de la empleabilidad y el emprendimiento, sumado al trabajo hecho para la gestión y prevención del riesgo de desastres, e incluso parte del tema ambiental, hacen parte de los logros de la Secretaría de Planeación.

Sin embargo, a pesar de los esfuerzos realizados y los anuncios hechos, el gobierno municipal quedó en deuda con el famoso Plan Maestro de Espacio Público, una de las metas más importantes planteadas en el Plan de Desarrollo que en cuatro años no pudo ser concretada. Adicionalmente se debe tener en cuenta que a pesar de haber propuesto un estricto control y seguimiento a los curadores urbanos y al desarrollo urbanístico de la ciudad, los casos conocidos sobre deficiencias en la construcción de viviendas, falencias en los servicios públicos e infracciones urbanísticas, dejan ver que esta fue otra de las deudas que dejó el actual gobierno en materia de Planeación.

¿Qué se propuso en el Plan de Desarrollo?

Las metas, políticas y programas de la Secretaría de Planeación y Ordenamiento Territorial fueron consignadas en los ejes 2 Desarrollo Económico es el derecho de «tener con qué vivir bien» y 4 Ordenación del territorio «es el derecho a vivir en una ciudad en orden» del Plan de Desarrollo municipal. En ese sentido, en lo que tiene que ver con el eje 2 se propusieron las siguientes políticas y programas:

Política: Soacha emprendedora y empresarial

Programas: Fuerza laboral y población emprendedora, Fortalecimiento al sector empresarial, industrial y minero, Fomento al turismo y Fomento al desarrollo agropecuario.

En cuanto al programa Fuerza laboral y población emprendedora, de acuerdo con el Plan de Desarrollo se propusieron dos subprogramas: Desarrollo de competencias para el trabajo y Gestión de empleo. En cada uno se hicieron importantes trabajos que se reflejaron en la realización de foros, charlas y capacitaciones encaminadas a promover el emprendimiento, la empleabilidad y la competitividad en la población de Soacha. También se debe tener en cuenta las alianzas hechas con los empresarios del municipio para la generación de empleo, así como las constantes ferias del empleo y la empleabilidad que se realizaron a lo largo del cuatrienio, en alianza con entidades como el SENA permitiendo que varias personas del municipio accedieran a una oportunidad laboral.

Por otra parte, en cuanto al programa Fortalecimiento al sector empresarial, industrial y minero, se destaca la realización de ruedas de negocios en las que empresarios, microempresarios y artesanos del municipio pudieron mostrar sus productos y hacer negocios con grandes empresas e inversionistas. También se destaca la participación en las mesas regionales de planificación, donde se mostró las fortalezas del municipio como territorio con potencial para la competitividad. Igualmente, se impulsó la formalización de unidades productivas locales, y por supuesto, los stands que tuvo el municipio en las últimas versiones de la Feria de las Colonias, donde se mostró los principales productos del municipio a nivel regional y nacional, apoyando además a los pequeños productores de la ciudad.

Respecto al Fomento al turismo, sin duda se debe reconocer la labor realizada para vender a Soacha a la región y al país como una ciudad con un amplio potencial turístico, destacando los atractivos existentes en el municipio para que los turistas pudieran venir a conocer la otra cara de Soacha. En este punto se resalta la promoción de sitios de gran importancia para el municipio y sus visitantes, como son el Salto del Tequendama, la reserva Aguas Vivas, el Parque Metropolitano Vereda Canoas y el Parque Boquemonte, entre otros lugares que hoy le han dado a Soacha un valioso reconocimiento en materia turística. Por medio de este programa se impulsó al turismo como un importante motor de desarrollo económico para el municipio, siendo este un sector que antes era inexplorado y no tenía importancia en el territorio.

Ahora bien, respecto al Fomento al desarrollo agropecuario, se destaca el trabajo de la Junta Defensora de Animales, especialmente en lo que hasta antes de que se creara la Secretaría de Movilidad, se hizo con el proceso de sustitución de los Vehículos de Tracción Animal, sin dejar atrás el seguimiento y el control a temas como el maltrato y el abandono de mascotas, la atención a los animales desprotegidos y en riesgo, y el tráfico de animales. Por otra parte, también se resalta el fortalecimiento a la producción agropecuaria con la entrega de insumos, maquinaria y elementos para el mejoramiento de los productos generados en el sector rural de Soacha, así como el mejoramiento de las prácticas de producción.

Hablando del eje 4, el Plan de Desarrollo planteó en primer lugar la política denominada Soacha amigable con el medio ambiente. En esa política se propuso el programa Gestión ambiental del territorio, donde entre otras cosas se destaca la apertura de la Escombrera municipal, con el fin de contribuir a la adecuada disposición de estos elementos. A pesar de que la comunidad no contribuye para tener una ciudad limpia y libre de escombros, se debe reconocer la gestión hecha por la Secretaría de Planeación para definir finalmente el lugar en el que se ubicó la escombrera municipal.

Un punto destacado de este programa es la formulación de la Política Pública Ambiental y la implementación del Sistema de Gestión Ambiental Municipal (SIGAM). Estos dos temas se trabajaron en conjunto, de hecho la Política Pública Ambiental fue formulada pero aún no ha comenzado su implementación, al igual que el SIGAM, que aunque está consignado en un documento, todavía no se ha puesto en marcha.

También se debe tener en cuenta el punto de producción industrial amigable con el ambiente, que al parecer se quedó en lo consignado en el Plan de Desarrollo, dado que actualmente aún hay empresas que de manera irresponsable atentan contra el medio ambiente en sus procesos de producción, tal como sucede en el corregimiento uno con las industrias que están ubicadas cerca del Río Soacha.

Una parte interesante del trabajo ambiental por parte de la Secretaría de Planeación y su Dirección de Gestión Bioambiental, es lo que tiene que ver con el control a la minería ilegal, pues de acuerdo a la información suministrada por estas dos dependencias, al término del presente cuatrienio se logró erradicar la minería ilegal en Soacha, algo que contrasta con las versiones de los movimientos y organizaciones ambientales de la ciudad, más teniendo en cuenta que el municipio es un territorio susceptible a la aparición de nuevas minas ilegales y que aquellas que realizan sus actividades bajo la legalidad, causan un gran daño ambiental a la ciudad.

El otro programa de esta política es la Preservación de ecosistemas estratégicos, donde el logro más destacado fue la apropiación y el diseño de estrategias para la recuperación de los dos principales humedales de Soacha: Neuta y Tierra Blanca. En el caso del Humedal Neuta, se hizo un trabajo importante para delimitar su zona de protección y realizar su cerramiento para garantizar la preservación del ecosistema, así como la realización de constantes jornadas de limpieza y mantenimiento que han permitido que el humedal haya tenido una mejoría significativa.

Frente al Humedal Tierra Blanca, lo más destacado fue la construcción del puente peatonal que cruza su cauce, permitiendo no sólo que las personas que habitan cerca de este pudieran tener un paso seguro, sino que el ecosistema tuviera un respiro en cuanto a la realización de pasos improvisados que afectaban su entorno. No obstante, quedaron en mora aspectos fundamentales como el control a las invasiones en su ronda, su total delimitación y su proceso de recuperación, que sólo en la fase final del actual gobierno comenzó a realizarse, con la apertura de espejos de agua tras la remoción de lodo, escombros y desechos de todo tipo. Todo lo anterior se ha venido realizando con la utilización de la retroexcavadora tipo oruga que recientemente adquirió la Administración Municipal.

Siguiendo con el tema de los humedales, aunque se reconoció oficialmente la existencia de ecosistemas como el Humedal El Vínculo, delimitándolo y protegiéndolo, no se hizo lo mismo con otros ecosistemas existentes en otras zonas del municipio. Así mismo, fue poco lo que se hizo en las zonas de páramo, aunque en el Río Soacha se realizó constante limpieza y dragado, labores que continuarán al menos en lo que queda de este periodo de gobierno, con la utilización de la retroexcavadora tipo oruga antes mencionada.

*Espere una segunda entrega de este informe especial.