A uno de los candidatos a Contralor General lo relacionan con el régimen venezolano, en un caso de estafa y en un presunto plagio. Al otro con un proceso de corrupción en la Licorera del Valle del Cauca.

Dando explicaciones. Así inició la sustentación de su propuesta el aspirante a Contralor, Julio César Cárdenas, ante la comisión del Congreso que escogerá la lista de diez elegibles para liderar la Contraloría General de la República.  

Es de conocimiento público que Cárdenas habría pretendido estafar a un ciudadano venezolano aprovechándose de su cercanía con el régimen chavista, hoy en cabeza de Nicolás Maduro; fue el tema que lo puso a desenmarañar esa denuncia ante los congresistas en la audiencia del pasado 20 de abril.  

En esa misma audiencia, los ojos de algunos congresistas también apuntaron a Carlos Hernán Rodríguez, exauditor general y que fue relacionado por un columnista de la Revista Cambiodentro de un proceso de estafa la Sala Penal de la Corte Suprema y de procesos en la Procuraduría y en la misma Contraloría General, por decisiones que tomó en el caso de aparente corrupción en la Licorera del Valle como Contralor Departamental y aunque el medio posteriormente rectificó, hay muchas dudas sobre este candidato.

A Julio César Cárdenas y Carlos Hernán Rodríguez no solo los une que se encuentren en el ojo de huracán por sus denuncias penales y polémicos vínculos, sino porque ambos contarían con el aval del Pacto Histórico para aspirar al cargo de Contralor General de la República.

Cárdenas fue Vicecontralor y esta es la segunda vez aspira al cargo de Contralor General. Hace tres años fue apoyado por el hoy candidato presidencial del Pacto Histórico, Gustavo Petro, paladín anticorrupción.

Carlos Hernán Rodríguez fue auditor general y excontralor departamental del Valle del Cauca. Según Cambio, Rodríguez participó en el comité promotor que inscribió la candidatura de el exgobernador del Valle, Juan Carlos Abadía. Ahora, al parecer, se recogen bajo las banderas del Pacto Histórico.

Presunto Plagio

En los currículos de los dos aspirantes, hay inquietantes detalles. Como parte de la hoja de vida que Julio César Cárdenas puso a consideración dentro del proceso, están descritos la publicación de tres libros y un artículo indexado de su autoría. El libro que más llama la atención está titulado El control a la contratación pública en la etapa precontractual, publicado por el Instituto Latinoamericano de Altos Estudios.

De acuerdo con el análisis de las plataformas especializadas en detectar coincidencias entre textos publicados en la web, el libro que Cárdenas asegura escribió, tiene 100 por ciento de probabilidad de plagio al no tener las referencias de donde extrajo citas textuales que estarían en otras publicaciones.

Dentro de las publicaciones en las que la plataformas encontraron esas coincidencias, están dos trabajos de grado publicados por dos estudiantes de la Universidad Santo Tomás. Se trata de una tesis de Maestría en Derecho y un trabajo de doctorado en Derecho que están dedicados al análisis del Control Fiscal y desde donde, según la verificación que da la plataforma, el autor había extraído citas textuales de esas publicaciones que están colgadas en internet.

También hay coincidencias desde páginas como Wikipedia, páginas de bibliotecas virtuales y otras que contienen información de contratación estatal, como Colombia Compra Eficiente.

En el libro Control Fiscal Externo e Interno en la etapa de planeación de la contratación estatal, también de la autoría de Cárdenas, la plataforma asegura que existe un 90 por ciento de probabilidad de plagio altener coincidencias en varias páginas, entre las que figura una nueva tesis de maestría de una estudiante de derecho de la Universidad Santo Tomás.          

Aspirante con procesos   

Por su parte, Carlos Hernán tiene actualmente procesos en la Contraloría General de la República que determinó, según Cambio, que Rodríguez omitió varias evidencias de un detrimento patrimonial en caso de aparente corrupción de la Licorera del Valle del Cauca.

De confirmarse la denuncia del medio, Carlos Hernán Rodríguez, de ser elegido contralor, pasaría a ser la cabeza de la Contraloría General de la República, un ente de control que en su momento lo investigó por tan delicados actos para democracia y la administración del Estado.   

Por Jeisson Fonseca Mesa