La historia se repite, una persona de 71 años falleció en su casa el sábado en la noche y hasta hoy autorizaron el traslado del cadáver para la necropsia, otra negligencia de una EPS en Soacha.

Camilo, hijo de la persona de la tercera edad fallecida el sábado anterior en su casa, cuenta que llegó a la vivienda del barrio Ducales de Soacha y encontró a su padre muerto. Inmediatamente comenzó los trámites para mirar qué hacer.

“Llamé a Policía y a la funeraria, esta me dijo que debía conseguir un certificado de defunción para poder ir a recogerlo; entonces acudí de nuevo a la Policía y Fiscalía, me dieron unos documentos y con eso fui al hospital, allí me dijeron que necesitaba historia clínica, pero él no tenía”, relató.

Como la persona fallecida estaba afiliada a la EPS Coosalud, mediante régimen contributivo, “llamé y les notifiqué el caso ayer domingo a las 7:30 a.m., me lo recibieron y me dijeron que lo iban a analizar. Pasó todo el día y solo me decían que lo estaban analizando, y hasta hoy lunes, sobre las 9:40 a.m. autorizaron sacar el cuerpo y llevarlo a Zipaquirá para la necropsia”, añadió Camilo.

Se necesitaron más de 24 horas para que la EPS Coosalud autorizara hacer la diligencia para sacar el cuerpo de la vivienda y trasladarlo a Zipaquirá porque al parecer es el sitio más cercano donde hacen una necropsia.

“Por Dios, cuánto tiene que esperar la gente por la negligencia de estas entidades, es injusto con las personas, esto no es solo conmigo y mi familia, es con toda la gente, hacen lo que se les da la gana. Me tocó ir a la Secretaría de Salud de Soacha y allá me ayudó una señorita, y ella logró en 38 minutos lo que yo no puede hacer desde ayer”, puntualizó el hijo del fallecido.

A esta hora, 10:20 a.m. del lunes 25 de abril, el cuerpo de la persona de 71 años sigue en su casa del barrio Ducales de Soacha, pero, al menos, con la esperanza que pronto lo trasladarán a Zipaquirá.

Foto: referencia