El final de la 42 edición de la Vuelta a Cundinamarca tuvo un desenlace para el recuerdo: los hermanos Álvaro y Fabio Duarte se llevaron todos los reflectores en el último día de competencia. El primero ganando la etapa y el segundo certificando su título con la brillante ascensión al puerto de primera categoría en Albán.


Álvaro le entregó la tercera victoria al equipo Gobernación de Cundinamarca Néctar, mientras que Fabio festejó su primera victoria con los colores del Team Medellín, equipo que le ha marcado un nuevo rumbo a su carrera deportiva y con el que ha empezado a mostrar destellos de la calidad que siempre lo ha distinguido como uno de los talentos de referencia del ciclismo colombiano.

La etapa de 91 kilómetros entre Subachoque y Cota con ascenso al alto de Canicas, tuvo como protagonistas principales a los elencos de Sundark Arawak, Gobernación de Cundinamarca Néctar, Team Medellín e IMRD Chía A, pero el que al final brilló en la meta fue Álvaro Duarte con un solitario arranque que despejó el panorama de su victoria tras una hora y 59 minutos.

Un grupo de 36 corredores, a 48 segundos, escoltó al cundinamarqués, entre ellos su hermano Fabio, quien solo tuvo que cruzar la meta para confirmar una victoria bien concebida y apuntalada en la tercera jornada.

La carrera organizada por la Liga de Ciclismo de Cundinamarca y avalada por la Federación Colombiana de Ciclismo contó con pelotón de más de 100 ciclistas, pero al final y dadas las exigencias de etapas como el Pionono y Albán solo lograron terminarla 65 unidades.

Fuente: Colombia.com