Jóvenes de la comuna uno, principalmente de las Instituciones Educativas Nuevo Compartir y Ciudad Latina, se ven enfrentados a amenazas generadas por la pandilla de «Los Miguelitos». A través de actividades pedagógicas, las instituciones habían logrado mantener la calma en el sector, pero en la tarde de ayer se activaron las alarmas.


Un gran esfuerzo han hecho las Instituciones Educativas Municipales de la comuna uno por generar espacios de sana convivencia, en donde temas como proyecto de vida, emprendimiento, talleres vacacionales y actividades lúdicas están presentes en las aulas. Uno de los docentes del sector afirma que efectivamente es en los salones, porque les falta una cancha para afianzar otro tipo de actividades dirigidas hacia lo deportivo y recreativo, sin embargo, han obtenido logros significativos dentro del tema de convivencia escolar.

Tal vez por los espacios alternativos ofrecidos a los jóvenes se percibía una mejora en las relaciones entre los estudiantes de los colegios Nuevo Compartir y Ciudad Latina. Sin embargo, la alarma se encendió de nuevo a la hora de salida de este miércoles.

Un testigo de los hechos, que por seguridad prefiere mantener su nombre en reserva, relató lo sucedido: «Llegaron los pelados del Nuevo Compartir, algunos de los cuales al parecer pertenecen a una pandilla que se llama «Los Miguelitos» y estaban ‘arreglando cuentas’ a una cuadra del colegio con los del Ciudad Latina. Casi perjudican a quienes estaban ahí metidos de curiosos, pero no se justifica que lleguen armados a sacar corriendo a los de Ciudad Latina, porque sabemos que se ha intentado liberar a los estudiantes de ese ambiente de violencia, a través de actividades y proyectos que se construyen en el colegio».

«La gente sabe que «Los Miguelitos» están en el lugar. En el colegio nos han informado que ya se ha pedido presencia policial, pero los vimos una semana y no volvieron», afirmó la acudiente de un estudiante.

«Se pasó una carta al comandante de la policía del municipio pero dijo que tocaba primero al de la estación de Compartir y así nos han tenido, algunas veces envían auxiliares, pero nada más. Hoy se llamó muchas veces porque la pelea, según nos contaron los estudiantes, ya estaba cazada hacía días y creo que los siguen esperando», afirmó uno de los docentes.

Los docentes y padres de familia solicitan que las autoridades reaccionen y la policía empiece a patrullar más seguido en el sector para evitar una tragedia dentro de la comunidad estudiantil.