Un operativo conjunto entre autoridades de Bogotá, la Policía y el ICBF permitió rescatar 14 menores de edad que trabajaban en las calles capitalinas, especialmente en semáforos cercanos a la calle 134 con Avenida 19. Doce de ellos residen en Ciudad Bolívar y el Municipio de Soacha.


Las autoridades le venían haciendo seguimiento a la explotación que padres de familia y adultos hacían sobre los menores, luego de varias denuncias recibidas. Al verificar la certeza de los hechos, el ICBF, funcionarios de la alcaldía de Usaquén y la Policía de Infancia y Adolescencia, realizaron un operativo en donde se corroboró que efectivamente los niños eran sometidos a trabajos forzosos, limpiando vidrios en los semáforos de esta zona de la capital de la República.

Luego del operativo, las autoridades encontraron 14 menores de edad, entre 7 y 16 años, quienes fueron llevados a sus hogares. Doce de estos niños pertenecían a hogares de Ciudad Bolívar y Soacha, allí sus padres tuvieron que firmar un compromiso para que sus hijos no vuelvan a trabajar en las calles.

Además del compromiso, las familias de los menores recibieron talleres por parte de funcionarios del ICBF con el fin de que los adultos conozcan los derechos y deberes de los menores, especialmente en el tema de la explotación infantil.

Los otros dos menores fueron llevados al centro de atención Arcángel Chamuel de la localidad de Suba.