Si bien es cierto ningún candidato de Soacha alcanzó una curul en el Congreso de la República, las cifras sí dejan ganadores luego de los resultados del domingo. Uno de ellos es el diputado Víctor Sánchez ‘Perico,’ porque su amigo Jorge Rozo conservó el espacio en la Cámara de Representantes.


‘Perico’ ganó porque con los 1.714 votos que Jorge Rozo se llevó de Soacha alcanzó la curul por Cundinamarca. Si bien es cierto no es una votación representativa, sumó y le alcanzó para que en el departamento llegara los 24.195 sufragios.

Ganó Juan Carlos Saldarriaga y Nohora Evelia Escobar con Alfredo Guillermo Molina Triana. El representante alcanzó 2.560 en el municipio, cifra que de paso le sirvió para ser la segunda mejor votación a Cámara en Soacha y para lograr 26.381 votos en Cundinamarca.

Ganó Luz Marina Velásquez del partido Liberal, ya que a pesar de sus 1.113 votos en Soacha y 2.433 en Cundinamarca, le sirvió para quedar segunda en el municipio y cuarta en el departamento dentro del partido. Hay que resaltar que esta candidata hizo una campaña sin maquinarias y sin un presupuesto significativo.

Ganó el Centro Democrático porque sin tener nombres reconocidos, su único candidato que obtuvo una curul en la Cámara por Cundinamarca, Rubén Darío Molano, alcanzó 1.363 votos en Soacha y 11.745 en el departamento.

Perdieron los hermanos Ramírez porque su candidata, Fabiola Jácome Rincón, sólo obtuvo en Soacha 1.737 votos, cifra insignificativa para toda la publicidad y el despliegue que se hizo. La candidata obtuvo 21.037 votos en Cundinamarca, y quedó por fuera de los siete elegidos.

Perdió el partido Conservador porque la curul de Buenaventura León León se esfumó a última hora, a pesar de tener un impulso fuerte de varios concejales de Soacha y de obtener 2.305 votos en el municipio y 29.729 en Cundinamarca.

Perdió el Movimiento Político Mira porque a pesar de que José Joaquín Guzmán alcanzó1.779 votos en Soacha y 5.373 en Cundinamarca, su partido no logró el umbral.

Perdió Betty Zorro. Era la candidata de Soacha con más opción para llegar a la Cámara de representantes por varios factores: cuenta con trayectoria política, tiene la experiencia y el bagaje en campañas políticas, conoce Soacha y Cundinamarca, y todos la veían como la candidata de la administración municipal (aunque este factor le restó para sus aspiraciones e intereses). En el municipio apenas alcanzó 5.928 votos y en Cundinamarca 13.467.

Pero sin duda, la gran perdedora fue Soacha. De nuevo el municipio se quedó ‘viendo un chispero’ porque siendo el de mayor potencial electoral en Cundinamarca, vuelve a quedar por fuera del Congreso de la República, y los candidatos que tienen padrino en Soacha y que lograron mantenerse o alcanzar curul, no tuvieron una votación representativa en el municipio para reclamar con fundamento ayuda desde el Congreso nacional.