Inquietud e incertidumbre entre los habitantes ha generado el retiro de los CAI’s móviles que la alcaldía municipal entregó a los habitantes de las comunas cuatro y seis hace algo más de 15 días.


Los CAIS se entregaron a la Policía para que brinden seguridad a la Ciudadela Sucre y al barrio la Isla de Cazuca en la comuna cuatro, y a los habitantes que residen en la rivera del río Soacha, en la comuna seis.

La entrega de estos vehículos de seguridad se realizó los días 3,4 y 5 de junio, pero todos fueron retirados y la comunidad reclama cumplimiento a la promesa que hicieron las autoridades.

Los habitantes que más han reclamado y mostrado su malestar son los de la comuna seis, ya que-según ellos-las autoridades prometieron que en adelante el CAI permanecería cuidando los barrios aledaños a la ronda del río, promesa que se incumplió debido a que el vehículo fue retirado de la zona.

Para tratar el tema, los líderes de la comuna organizaron una reunión para hoy miércoles a las 6 de la tarde en el salón comunal del barrio el Dorado, donde se abordarán además los temas relacionados con cámaras de seguridad, cuadrantes y pie de fuerza de la policía, entre otros.

Todo tiene una razón

El retiro de los CAIS tiene una razón de peso: son vehículos nuevos y se necesita matricularlos y comprarles los seguros respectivos, además del que exige el Ministerio de Defensa por ser un carro policial.

El secretario de gobierno de Soacha, Rafael Mariño, manifestó que la razón del retiro obedece a la necesidad del registro y matrícula que todo vehículo nuevo debe cumplir.

“Lo que pasa es que los trámites que la Policía tenía que hacer en un tiempo determinado no se han podido cumplir. Ellos deben tener dos registros, el de sus placas correspondientes y el que les da el Ministerio de Defensa para poder operar como tal. Ahora, como son automotores cero kilómetros ya la Administración no tiene nada que ver, ni la custodia, ni la operatividad, ni mucho menos las acciones administrativas que deben llevarse a cabo para poderlos matricular y registrar. Igualmente tienen que adquirir su respectivo seguro obligatorio como cualquier otro carro, todo esto le corresponde a la Policía y parece que ellos han tenido inconvenientes para poderlo hacer. Sin embargo vamos a adelantar gestiones para acelerar esa tramitología y poder que entren en funcionamiento lo más pronto posible”, indicó Mariño.

El secretario aseguró que coordinará con la Policía para acelerar el proceso y tratar de tener listos los CAIS este fin de semana. No obstante aclaró que es posible que la puesta en marcha de estos vehículos se dé sólo hasta mediados de la siguiente semana, teniendo en cuenta que hay un festivo de por medio.