La mitad del lote quedó sin encerrar y es aprovechada para arrojar escombros y basuras. Además, han llegado habitantes de calle y los delincuentes lo utilizan de escondite.

La tranquilidad de los residentes del barrio Nuevo Portalegre se vio interrumpida por culpa de un terreno baldío ubicado en la carrera 11B con calle 18, el cual fue encerrado sólo la mitad, pero la otra parte se convirtió en un verdadero dolor de cabeza para la comunidad.  

Personas incultas empezaron a dejar escombros y basura en la parte del lote que no fue encerrada, y desde entonces se han venido presentando diversas problemáticas, entre ellas la llegada de habitantes de calle, que se esconden detrás de los escombros a consumir drogas, y que según lo que mencionan los residentes, han cogido el lugar para dormir.

Adicionalmente, los habitantes denuncian que detrás de las lonas se esconden delincuentes para robar a las personas que pasan por el lugar, y que la acumulación de estos escombros ha atraído roedores al territorio.

Y como si fuera poco, algunas personas han aprovechado la parte vacía del terreno para sacar sus mascotas a hacer sus necesidades, pero no recogen los excrementos. También utilizan el lote para botar todo tipo de basuras y sobras de comida, lo que ha empeorado la situación, por lo que los residentes del barrio hacen un llamado a las autoridades para que se apersonen de la situación, y al propietario o encargado del predio, a que retire los escombros y termine de cerrarlo.

Por Sary Tovar