Con motivo de las publicaciones que algunos medios de comunicación nacional han hecho en torno a las causas del asesinato del joven Sebastián Galindo, ocurrido el pasado lunes 10 de marzo, la madre del joven salió a desmentir las versiones que indican que su hijo murió por mirarle ‘la cola’ a la novia de su agresor.


Según algunos medios de comunicación, el pasado 10 de marzo un hombre se habría ofendido porque al pasar junto a su novia por una de las calles del sector de El Triunfo en la comuna seis de Soacha, Sebastián y algunos de sus amigos, en un hecho de morbosidad, decidió mirarle ‘la cola’ a la mujer y dedicarle un piropo pasado de tono, hecho que generó una respuesta violenta de su novio, quien sin contemplación desenfundó un arma y le disparó al joven Sebastián en el pecho.

Teniendo en cuenta estas versiones y los rumores que se han desatado en el barrio, la madre del joven agredido decidió en un acto de valentía salir a contar su versión sobre los hechos, aduciendo que todo lo que se ha tejido alrededor de esta historia y las razones por las que fue asesinado su hijo, son calumnias que han afectado el nombre del joven y de su familia. Además manifiesta que por averiguaciones personales, descubrió que el agresor reside en el sector de San Carlos y que en ocasiones anteriores ha amedrentado a los jóvenes del sector con armas de fuego.

Según la señora Pilar*, la noche de los hechos ella estaba junto a su hijo y algunos amigos más recorriendo el barrio, pero decidió devolverse a su residencia a cargar el celular. Todos regresaron y cuando llegaron a casa, Sebastián se quedó en la puerta durante unos minutos pero volvió a irse porque llegó otro amigo que le pidió acompañarlo al sector de Las Villas. Eran las 8:15 de la noche.

“De un momento a otro llegaron y golpearon durísimo el portón, yo pensé que era él que había dejado las llaves y dije – golpea pacito- entonces cuando salí me dijeron que consiguiera un transporte para llevar a mi hijo porque le habían dado un tiro. Los que vinieron era gente que había estado allá. Ellos no lo auxiliaron porque les dio miedo, ya que el tipo amenazó a todo el mundo, que el que se metiera también lo acostaba, les decía”, comentó la madre de Sebastián.

La adolorida madre dijo que al contrario de cómo se manifiesta en la opinión pública, el lamentable episodio se originó porque Sebastián y sus amigos en vez de acosar a la muchacha, lo que hicieron fue defenderla de las agresiones de su novio, quien venía insultándola y maltratándola en plena vía pública. Allí se percataron de lo que sucedía y en un acto de intrepidez, decidieron decirle al sujeto que mejor se metiera con un hombre, desatando el trágico final.

“Él iba golpeando a la muchacha y un amigo de mi hijo le dijo que si era tan macho que se parara con ellos de hombre a hombre pero que no fuera guache, entonces él los trató con malas palabras y les dijo que no buscaran lo que no se les había perdido, luego fue y dejó a la muchacha a media cuadra y le dijo que lo esperara mientras ella le pasó el arma y él le metió las balas. La china vio que lo que hicieron los muchachos fue para defenderla a ella, sin embargo se prestó para que el tipo matara a mi hijo”, relató la señora Pilar.

Acto seguido el hombre se devolvió y textualmente les dijo a los muchachos: “Pues el que se enamoró fui yo de ustedes pirobos” y sin preámbulos empezó a disparar con la mala fortuna que uno de los tiros le pegó a Sebastián, quien no tuvo tiempo de reaccionar. Los amigos lograron escapar y aunque quisieron auxiliarlo momentos después, fueron amenazados nuevamente por el agresor.

Hay que decir que según lo expresado por la señora Pilar*, la muchacha por la que se desató el hecho tuvo una relación hace alrededor de cinco años con uno de los jóvenes que acompañaba a Sebastián, siendo este un posible motivo para que la situación terminara de esta manera.

Mientras tanto, esta madre de familia espera los resultados del Instituto de Medicina Legal para que determine las verdaderas causas del deceso de su hijo, además se encuentra a la espera de la orden de captura del homicida, quien en este momento se encuentra prófugo de las autoridades. También espera que se haga justicia porque así como le sucedió a su hijo, una situación de estas le podría pasar a otra persona en cualquier momento.

En cuanto a la noticia publicada en los medios de comunicación, la señora Pilar* exige una rectificación por parte de estos para que se diga la verdad sobre lo acontecido la noche del 10 de marzo, en la que perdió no sólo a su hijo, sino la reputación y el respeto que tenían por su familia.

De Sebastián, hay que decir que recientemente había cumplido 18 años y que era un joven deportista que entrenaba en la Liga de baloncesto de Bogotá, estaba próximo a graduarse en una Tecnología en logística empresarial en el SENA, y según sus allegados era una persona muy amigable que despertaba admiración por la calidad humana con la que contaba.

*Nombre cambiado